Argentina, peor que otros en el mercado de bonos

Economía

La debilidad de los bonos es un reflejo de los últimos acontecimientos que afectan a la Argentina. Manipulación de los datos de inflación, el temor por el efecto que la crisis energética puede tener en la actividad económica y el ingreso de lleno al período preelectoral se sumaron para poner más nerviosos a los inversores. Ayer, el título más emblemático y negociado del país, el Discount en pesos, perdió casi 1,40% y ya acumula 7% en lo que va de junio. El riesgo-país, en tanto, llegó al nivel máximo del año al tocar los 312 puntos. Es cierto que todos los mercados están débiles, en particular los emergentes. Pero ya es algo más que una casualidad que todos los días los más afectados por las bajas sean los papeles (títulos y cupón PBI) de la Argentina.

Los bonos argentinos volvieron a caer ayer de manera pesada y fueron nuevamente lo peor entre los emergentes. Inversores en general más sensibles ante la manipulación de la inflación, el efecto de la crisis energética y la aproximación de las elecciones se conjugaron para provocar una caída de hasta 1,7% en los títulos en pesos y de 1,8% para el cupón atado al PBI.

El Discount en pesos cayó a su menor nivel del año, al cerrar a $ 140,25 (1,37% abajo) y sólo en junio acumula una merma de 7%. A principios de año llegó a tocar los $ 155, y los inversores venían considerando en los últimos meses como oportunidad de compra cada vez que se acercaba al límite de $ 142/143. Pero ayer no fue así y continuaron las órdenes firmes de venta.

  • Mediano plazo

    También cayeron títulos que venían resistiendo bastante bien, como el BOGAR 2018, que terminó perdiendo 1,37%. Se trata de un título de mediano plazo, que se habían movido sólo marginalmente ante la postura vendedora de los inversores. Lo mismo ocurrió ayer con un título similar, el PRE 9.

    Los bonos en dólares no fueron la excepción. La nueva caída implicó que el riesgo-país subiera hasta el máximo nivel del año. Ahora la brecha entre el rendimiento de los bonos del Tesoro y los títulos argentinos de similar duración se elevó casi 3% hasta tocar los 312 puntos básicos (3,12% anual). En el mejor momento de 2007 (antes que estallara la crisis del INDEK) había caído hasta 185 puntos.

    «Existen muchos factores que están jugando en contra del mercado local. Pero sobre todo tenemos que hacernos a la idea de que estamos ingresando en el período electoral», aseguró el analista de Arpenta, Julio Bruni, quien no descartó que «la caída del Discount siga hasta $ 138».

  • Dudas

    El cupón PBI no escapó de esta situación. Las dudas por la evolución de la economía ante la crisis energética continuaron afectando a estos papeles, que pagan cuanto más crezca la economía. El más afectado fue el nominado en moneda local, con una reducción de 1,84%.

    Se trató, de todas formas, de otro día negativo para todas las bolsas del mundo a la espera de la reunión de la Reserva Federal, que comenzará hoy y finalizará mañana. Si bien se descuenta que la entidad que preside Ben Bernanke deje las tasas de corto plazo sin variación (es decir, en 5,25% anual), hay expectativa por lo que la entidad pueda indicar sobre la evolución del crecimiento y de las presiones inflacionarias. El comunicado puede dar pistas, por lo tanto, sobre la futura dirección de las tasas.

    En la espera, las bolsas continuaron en baja, afectadas además por la caída del precio del petróleo (cerró por debajo de u$s 68 y arrastró a las compañías del sector). Londres cayó 0,44%, el índice Dow Jones perdió 0,11%, mientras que en América latina la que más sufrió fue la Bolsa mexicana, con una disminución de 1,76%, en tanto que el Bovespa perdió 0,35% y el índice Merval (Buenos Aires), otro 0,33%.
  • Dejá tu comentario