Aval judicial a un amparo contra retenciones móviles

Economía

La Justicia admitió por primera vez la presentación de un amparo planteado por un productor agropecuario en contra del sistema de retenciones móviles a las exportaciones. Hasta este caso, cientos de planteos similares habían sido rechazados de plano. Esta semana, el juez notificará al gobierno que a partir de entonces tendrá 48 horas para presentar un informe (descargo) con las pruebas que crea necesarias. Mientras tanto, las retenciones siguen cobrándose, ya que el juez no aceptó el pedido de interponer una medida cautelar porque explicó que si lo hiciera, estaría anticipando la sentencia.

La acción de amparo fue presentada por un productor agropecuario el 3 de abril en el Juzgado Federal de Paraná. Reclama la inconstitucionalidad de la norma que impone retenciones móviles a las exportaciones ya que considera que es el Congreso Nacional el que debe dictar una ley que establezca los derechos de exportaciones y no el Poder Ejecutivo, como sucedió.

La abogada que lo representa, María Victoria Daschevsky, explicó a este diario que lo más importante es que se admitió formalmente que el caso cumple con los requisitos para que se debata el tema, sin que se inicie un proceso ordinario.

Sucede que hasta ahora otros amparos presentados, principalmente en Córdoba, habían sido rechazos «in limine». Es decir, los jueces consideraban que el procedimiento (a través de un amparo) no era el correcto para efectuar una demanda contra las retenciones. Por el contrario, indicaban que debería iniciarse un juicio ordinario con mayor flexibilidad en los tiempos, sobre todo para acumular pruebas y presentar testigos.

  • Pruebas

    En cambio, en el caso conocido ayer ( aunque la decisión judicial es del 10 de abril), el juez admitió formalmente el amparo. «Se presentaron numerosas pruebas sobre el daño preciso que las retenciones están ocasionando a través de informes de ingenieros agrónomos, documentos que acreditan costos y kilajes, luego de acreditar que efectivamente el productor está inscripto en la AFIP», dijo Daschevsky.

    A partir de que el juez de primera instancia falle, lo que se estima ocurriría en alrededor de un mes, el caso podrá eventualmente pasar a la Cámara de Apelaciones y al Tribunal Superior locales y luego llegar hasta la Corte Suprema de Justicia, que preside Ricardo Lorenzetti.

    Aunque entre los productores agropecuarios la noticia fue tomada con optimismo, en el ámbito judicial estimaron que el tema no prosperaría por esa vía.

    Por un lado, aseguran los abogados, que el amparo haya sido admitido es un tecnicismo que no se traducirá necesariamente en un fallo a favor. Los principales estudios de la Capital Federal coinciden en voz baja en que no recomendarían a sus clientes presentar ese tipo de amparos, sino plantear una acción ordinaria de inconstitucionalidad que posee más amplitud probatoria, aunque los plazos sean más largos, criterio que comparten con los jueces que hasta ahora habían rechazado los amparos.

    Otro de los inconvenientes de las presentaciones es que, además, se podría apelar a una falta de legitimación activa. No sería el productor quien debe iniciar una acción contra las retenciones, sino directamente el exportador que las paga.

    De hecho, esto ya sucedió cuando la Asociación de Dirigentesde Empresas (ADE) presentó una demanda y la jueza Cecilia Gilardi de Negre la rechazó por considerar que la entidad no tiene legitimación para representar a los productores.

    Pero sobre todo, decían ayer los abogados consultados por este diario, el tema de las retenciones es tan complejo como de peso político. En medio de la discusión entre el gobierno y el campo, que ya provocó un paro de 21 días, cortes de ruta y desabastecimiento de alimentos en las ciudades, entre los jueces primará la cautela.
  • Dejá tu comentario