Bajaron fuerte las tasas pero siguen siendo atractivas

Economía

La estabilidad que exhibió el dólar en los últimos dos meses y la disminución del goteo del «corralito» permitieron que desde principios de agosto las tasas del sistema financiero registraran una significativa baja. Los rendimientos que hoy se ofrecen por depósitos bancarios, préstamos entre bancos (call), cauciones bursátiles y Letras del Banco Central (Lebac) son casi la mitad de los que se pactaban a comienzos del mes pasado. Sin embargo siguen siendo atractivas para los ahorristas si se tiene en cuenta que prácticamente duplican a la inflación de los últimos dos meses.

Una de las principales razones de esta caída en las tasas es la evolución del dólar,
que tras alcanzar a principios de julio picos superiores a $ 4, se reacomodó desde fines de ese mes en un rango de entre $ 3,57 y $ 3,67. Ello liberó una masa de fondos que emigró hacia el sistema bancario en busca de rendimientos más atractivos.

Adicionalmente, el freno al goteo del «corralito» derivado de la ley que suspendió temporariamente los amparos y el importante volumen de fondos que ya se había fugado durante los meses previos permitió a los bancos comenzar a recomponer sus arcas desde principios de agosto. La consecuencia de ello fue una presión a la baja (vía arbitrajes) de las tasas del sistema financiero.

•Encajes

Lo cierto es que la evolución de las tasas y el alza de los depósitos superaron incluso las propias estimaciones del gobierno y del Banco Central, según se desprende del programa monetario. Durante agosto los bancos incrementaron sus encajes en $ 1.053 millones. El dato no es menor, sobre todo si se tiene en cuenta que en los dos meses previos las entidades financieras en conjunto resignaron fondos por $ 351 millones. Asimismo, los depósitos del sector privado se recuperaron durante el mes pasado en $ 980 millones, luego de caer en más de $ 3.400 millones durante julio y junio últimos.

El «goteo» por amparos, a su vez, se redujo a $ 375 millones, una cifra que representa la quinta parte del promedio de salida que se verificó en los meses previos.

En este contexto,
las tasas que los bancos pagan por depósitos a plazo fijo (superiores a $ 50 mil) de dinero proveniente de afuera del «corralito» cayeron desde 84% anual a 51% actual. Por operaciones de menor volumen el rendimiento pasó de 55% a 41% anual. La tendencia se repitió en el caso de los préstamos entre bancos: el call entre entidades de primera línea retrocedió de 60% anual a 38% operado el viernes.

Por su parte, las cauciones bursátiles que constituyen la principal vía de financiamiento del mercado accionario (son préstamos a 7 días contra entrega de acciones o títulos como garantía) descendieron de 70% en que se encontraban a fines de setiembre a 40% en promedio registrado durante la semana pasada.

•Relevancia

Pero indudablemente la tasa que abrió el camino para el realineamiento del resto del sistema fue la de las Lebac. Los rendimientos que se registraron en la última licitación -a 14 días en pesos-realizada el jueves pasado son casi la mitad (52% anual) de los convalidados en las operaciones de este tipo realizadas a fines de julio (por encima de 118%). La tendencia bajista de las tasas de Lebac cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que el stock de letras en circulación creció en este mismo período de $ 300 millones a más de $ 750 millones durante agosto, de lo que se desprende que el Central está logrando la combinación deseada: captar mayores fondos (que de otra manera irían a presionar al dólar) a un menor costo.

Dejá tu comentario