Tasa del 24%: lejos de lo esperado, bancos llevan prestados $120.596 millones

Economía

Alcanza apenas un 30% de los $300 mil millones que estimaba el Banco Central.

Muy lejos de lo que esperaban en el Gobierno, los créditos especiales para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) a una tasa del 24% para el pago de salarios y capital de trabajo alcanzaron los $120.596 millones desde el inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). Los datos fueron informados por el Banco Central, que mantiene presión sobre las entidades financieras para que éstas continúen ofreciendo las líneas crediticias. Es que la expectativa que calculaban en la entidad superaba los $300 mil millones y el saldo, hasta ahora apenas alcanza el 30% de esa marca.

Según sostienen en el BCRA, este monto incluye financiaciones para 81.993 empresas hasta el 24 de abril. Siendo que aproximadamente, el 53% de estas financiaciones se destinó a capital de trabajo (excluyendo sueldos) y un 36% a líneas destinadas al pago de sueldos.

Bancos públicos como el Nación, el Ciudad y el Provincia informaron en las últimas horas que subieron sus montos otorgados. El Banco Nación, por ejemplo, ya suma $21.000 millones en créditos otorgados mientras que el Ciudad registra en su nómina créditos para pago de sueldos por $500 millones: son 1500 empresas en esa situación. Por fuera, la entidad tiene otras líneas de recomposición capital de trabajo y descuento de cheques que superan los $5.000 millones. Por otro lado, el Banco Provincia financió desde el 26 de marzo a 2.300 pymes que acordaron un descubierto a tasa del 24% de $2.000 millones con un plazo de 90 días para solventar el pago de haberes de sus trabajadores. La entidad redujo en 4 puntos la tasa de los créditos para capital de trabajo de su programa RePyME, que pasó de 28 a 24% anual. En poco más de una semana de operatoria fueron asistidas alrededor de 400 pymes, por un monto total de $620 millones, por lo que, en total, alcanza los $2.620 millones. El Credicoop por su parte registró hasta la semana pasada una asistencia a unas 10 mil empresas por un monto tomado de $7.000 millones (acordados $ 9.500 millones).

En la banca privada, Santander también incrementó la cantidad de créditos otorgados. Suma $8.477 millones correspondientes a créditos para 8.349 mipymes si bien registra otros $ 3.600 millones en otras líneas vinculadas a la crisis de Covid-19. Por su parte, Banco Itaú también se sumó en las últimas semanas y lleva otorgados $1.509 millones en 712 operaciones.

Según el BCRA, los adelantos fueron la línea más dinámica, debido en parte a que su uso es bastante automático.

Según un comunicado del BCRA, "el comportamiento de la tasa de interés fue relativamente homogéneo entre los distintos tipos de empresas" y que el menor costo de financiamiento también llegó a las personas, a través de distintas medidas.

Varias fuentes de las entidades financieras consultadas por Ámbito señalaron que si bien el ritmo de otorgamiento de los créditos se ha ido incrementando, existen numerosas dificultades para alcanzar la cifra que había estimado en un principio el Gobierno.

"Existe cierta idea de que los depósitos pertenecen a los bancos y no a los depositantes y creemos que esto hay que mencionarlo. El dinero que prestamos los bancos es el de la gente que lo trae a la entidad y por ende, cuando se otorga un préstamo hay que hacerlo con responsabilidad. Por eso la evaluación respectiva no puede hacerse en algunos minutos". En los bancos sostienen que el Gobierno se sobregiró en la expectativa y que luego entendieron que la ayuda a pymes tiene la problemática de que el 70% se halla en la informalidad y por ende los bancos no pueden llegar. Por otro lado, argumentan que el crédito en Argentina ronda el 8% del PBI mientras que en países de la OCDE es de 120% del producto bruto.

Por otro lado, en una de las principales entidades financieras de capital privado descartaron que se avance con la idea de colocar un bono compulsivo. "Los bancos siempre estamos dispuestos a participar en el mercado de capitales, tomar bonos del Gobierno que se oferten en esa plaza. Creemos que la idea de la Casa Rosada es encontrar financiamiento en la colocación de títulos en el mercado, no creemos que sea un bono patriótico en lo que estén pensando".

En los últimos días, a raíz de lo que el Gobierno entendía que eran los magros resultados de asistencia a pymes de las entidades financieras, trascendió la idea de que la Casa Rosada pretendía colocar compulsivamente un bono a los bancos. En opinión del gerente de una de las principales entidades de capital extranjero, ese gesto generó "incertidumbre entre los depositantes" y por eso el dólar bolsa terminó escalando hasta niveles cercanos a los $115.

Dejá tu comentario