Cómo es el plan europeo para crear un Amazon donde vender los "préstamos tóxicos"

Economía

Ofrecería cientos de miles de millones de euros de préstamos bancarios que se han visto afectados por la crisis del coronavirus, El objetivo es evitar que los fondos compradores de "deuda tóxica" la adquieran a precios de bancarrota.

Europa está trabajando en un sitio web del estilo Amazon donde poner en venta cientos de miles de millones de euros de préstamos bancarios que se han visto afectados por la crisis del coronavirus, en un intento de apuntalar la economía y desafiar el dominio de los grandes inversores de Wall Street en el mercado de deuda.

El proyecto, diseñado por altos cargos del Banco Central Europeo (BCE), se enmarca en los esfuerzos de los 19 países de la zona euro para hacer frente a un creciente cúmulo de préstamos impagados y tiene por objeto evitar que los fondos compradores de "deuda tóxica" la adquieran a precios de bancarrota.

"La idea es abrir el mercado a los compradores de carteras más pequeñas, con un mercado al estilo de Amazon o eBay, en el que se pueda navegar ... Eso puede hacer que el mercado se mueva", dijo a Reuters Edward O'Brien, un alto responsable del BCE involucrado en el plan.

Los grandes fondos compraron miles de millones de euros en préstamos después de la última crisis financiera y en este proceso adquirieron activos inmobiliarios que estaban como colateral y cuyo valor se ha incrementado desde entonces."El mercado de los préstamos dudosos ha estado dominado por unos pocos compradores muy grandes. En un escenario típico, una de estas empresas puede comprar una cartera muy grande con grandes descuentos", dijo O'Brien.

Un estudio realizado por Deloitte encontró que de los más de 450.000 millones de euros (529.000 millones de dólares) de préstamos vendidos en Europa entre 2014 y 2019, aproximadamente la mitad fueron comprados por Cerberus, Blackstone, Lone Star y Goldman Sachs.

Los bancos se deshacen de los préstamos fallidos generalmente a una parte mínima de su valor nominal con el fin de sanear sus balances para poder seguir dando crédito y mantener a flote tanto su propio negocio como las diferentes economías en las que están presentes.

El esquema del BCE, que aún no ha sido firmado y será discutido con los responsables de la Unión Europea el viernes, está inspirado en el sitio web italiano BlinkS, que pone en comunión a compradores y vendedores de préstamos, así como en las subastas de deuda de una agencia federal de EEUU.

Si los estados de la UE están de acuerdo, el nuevo mercado podría estar bajo la Junta Única de Resolución (JUR), el organismo de la Unión Europea en Bruselas que supervisa los procesos de quiebra bancaria."¿Por qué todo contrato público tiene que subastarse en un concurso abierto y los préstamos tóxicos pueden venderse a puerta cerrada", dijo Bostjan Jazbec, un cargo de la JUR.

"El éxito en la compra y venta de préstamos tóxicos implica mucha información privilegiada. COVID significa que hay más préstamos dudosos por delante. Cualquier venta debe ser transparente", añadió.

La deuda en la zona euro, que se considera poco probable que sea devuelta en su totalidad, asciende a más de medio billón de euros, incluyendo tarjetas de crédito, préstamos para automóviles e hipotecas, una suma que previsiblemente aumentará.John Fell, un segundo funcionario de alto nivel del BCE, dijo que estos préstamos tóxicos presentan un desafío más amplio.

"El problema es que los préstamos dudosos se entienden demasiado a menudo como uno que se limita a los bancos. Pero es mucho más amplio, afecta a toda la economía", dijo Fell.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario