Señalan que reservas líquidas están cerca de volver a terreno positivo

Economía

Analistas también advierten por la contracara: cada vez son más fuertes las restricciones a los importadores.

Si bien no existe un consenso en cuanto a qué parte de las reservas del Banco Central (BCRA) son netas y, mucho menos, cuáles de ellas son líquidas, la mayoría de los analistas coincide en que estas últimas habían caído a terreno negativo en el último trimestre del año pasado. Sin embargo, los más de u$s1.100 millones que el BCRA lleva adquiridos entre diciembre y la primera quincena de enero, con la ayuda de precios de commodities en alza y una restricción cambiaria cada vez más robusta, empujan para que esta semana que comienza las netas líquidas dejen de estar en rojo.

“La fórmula agro + cepo permite recuperar más de u$s1.000 millones de reservas y las líquidas se acercan a cero”, resumió el economista Fernando Marull. Un informe de la firma que dirige calculó que las mismas eran negativas por un total de u$s427 millones hasta el miércoles 13 de enero pasado. No obstante, ese mismo día la autoridad monetaria habría comprado unos u$s55 millones, el jueves unos u$s100 millones y el viernes u$s70.

El mencionado documento hace referencia a que ni siquiera la soja por encima de los u$s500 alcanza para abastecer la demanda de importaciones, turismo, pago de deuda en el exterior y dólar ahorro. Además, menciona que el dólar oficial sigue “barato” y que la brecha cambiaria rompe el funcionamiento del mercado. Con este cóctel, el camino que eligieron las autoridades es restringir las importaciones para evitar que falten los billetes estadounidenses.

Por otro lado, existen cálculos que permiten ser aún más optimistas respecto del nivel que tienen las tenencias netas líquidas del BCRA. Estimaciones del broker Invertir En Bolsa (IEB) mostraban que, al 11 de enero, las mismas se encontraban en rojo pero por un número sensiblemente menor (-u$s254 millones). En esa misma presentación, acompañada por un informe audiovisual, el economista de IEB Norberto Sosa destacó que las decisiones que se tomaron para lograr estas mejoras “no son gratis, ya que traen muchos problemas a los importadores”.

El documento de IEB calcula que al lunes pasado las reservas netas totales (es decir, sin restar el oro ni los Derechos Especiales de Giro) estaban en u$s5.043 millones, cifra a la cual habrá que sumarle que en la semana la entidad que preside Miguel Pesce logró hacerse de más de u$s500 millones.

Retomando lo referente a las netas líquidas, Invertir en Bolsa remarca que hubo un momento peor al actual hace un lustro: en noviembre de 2015 se ubicaron en un número negativo cercano a los u$s8.000 millones (-u$s7.678 millones).

Miradas

La posición que adoptó el Banco Central de aumentar el torniquete a las importaciones y compras de dólares para seguir administrando una devaluación en cuentagotas sin que sufran las reservas cuenta con apoyos y críticas, dependiendo el analista consultado. Recientemente, el gerente de research de invertirOnline, José Bano, señaló: “Si a costa de domar el dólar cierran todas las importaciones y gran parte de las importaciones son insumos, puede ser más caro el parate de la economía que el de dejar subir el dólar”.

Como suele suceder en estos casos, la tuitósfera participó activamente de este debate. Desde sus redes, el director de Ecolatina, Federico Moll, indicó: “No entendamos como una buena noticia la compra de reservas, en la medida que sea explicada por mayores dificultades para que importadores accedan al Mercado Único y Libre de Cambios. En el límite, el tipo de cambio oficial es irrelevante y el efecto sobre los precios es el de una devaluación”.

Mientras que el jefe de Research del Instituto de Capacitación Bursátil, Leandro Ziccarelli, tuiteó el viernes: “Entre ayer y hoy el BCRA compró los dólares equivalentes a todos los vencimientos de bonos hard de 2021”. Ante la consulta de un usuario en relación al efecto sobre importaciones, Ziccarelli contestó: “Preocupémonos cuando rebote la economía y falte algún insumo o algo así. Por ahora, sin actividad, no tenía sentido que los adelantos crezcan al 40%”

Lo concreto es que las reservas brutas del Banco Central cerraron la semana pasada en u$s39.807 millones, decir, unos u$s397 millones más que el número se observa al terminar 2021. El alza podría ser superior, teniendo en cuenta las compras netas, pero la caída del oro (-4,1%) en lo que va de enero juega en contra. Ahora bien, si se compara con el 30 de noviembre el incremento de las reservas brutas equivale a unos u$s-1.155 millones.

Dejá tu comentario