Bitcoin: golpeando las puertas del cielo

Economía

Un nuevo máximo de la criptomoneda despierta el interés de inversores. ¿Cómo fue la trayectoria de la criptodivisa y qué se puede esperar?

Una vez más Bitcoin llegó a rondar su máximo histórico de u$s19,783.06. Sí, leyó bien y se lo pongo en letras, cada una de esas moneditas digitales alcanzó aproximadamente diecinueve mil setecientos dólares. La última vez que estuvo ahí fue el 17 de diciembre de 2017.

Mucha agua pasó bajo ese puente desde entonces, e inclusive muchos se arrojaron de él cuando vieron sus inversiones caer hasta los u$s3,300 un año después, inversiones realizadas no a base de convencimiento y reflexión sino a base de pura especulación y miedo de quedarse fuera, lo que en la jerga se llama el FOMO.

Pero con esta nueva subida a su precio máximo no queda duda de que hay que sentarse a reflexionar más profundamente de que se trata toda esta movida y dejar la mera especulación de lado, tomando porqué no un acercamiento prudente pero decisivo sobre él y su futuro.

Aquí una guía con 10 tips para considerar su participación en este espacio:

1) Bitcoin ha tenido grandes subidas y bajadas, pero siempre por encima de sus mínimos y máximos anteriores.

2)

  • Jul 2011 – u$s31 / Dic 2011 – u$s2
  • Abr 2013 – u$s266 / Jun 2013 – u$s70
  • Nov 2013 – u$s1.242 / Mar 2015 – u$s225
  • Dic 2017 – u$s19.783 / Dic 2018 – u$s3.300
  • 2020 no sabemos su techo aún…

3) En la historia del precio de Bitcoin, alcanzar el máximo anterior no fue un techo sino la confirmación para salir a buscar nuevos máximos.

4) Para este ciclo, los más conservadores ponen el techo entre u$s45 y u$s60 mil, y los más osados o institucionales en los u$s300 mil como el caso del Citibank.

5) Bitcoin no es una moneda digital tipo Paypal o la de Mercado Pago, es decir, no representa saldo sobre otro activo (el peso o el dólar), sino que es un sistema monetario independiente con la emisión y la escasez más predecible de la historia. Por eso muchos inversores tradicionales en oro están migrando una parte de su inversión a Bitcoin gracias a sus complementarias ventajas digitales.

6) Cada 4 años Bitcoin reduce su emisión a la mitad, cosa que pasó este año por 3ra vez en su historia. Eso reduce la oferta de nuevos Bitcoins en el mercado e históricamente cada reducción le ha hecho encontrar nuevos máximos de precio.

7) Son varios los nuevos inversores institucionales que se subieron recientemente a la ola del Bitcoin, bancos, fondos de inversión e inclusive Paypal que asegura que no sólo permite hoy convertir saldos a Bitcoin sino que prometió permitir en breve a sus más de 28 millones de comercios aceptar criptomonedas.

8) Del 1% al 3% de los activos puestos en Bitcoin no es un riesgo para una cartera de inversión mesurada, pero el resultado puede ser diferencial.

9) La base de su valor está en la confianza descentralizada (a diferencia de los objetivos cambiantes de bancos centrales o gobiernos), en la matemática y en la criptografía, lo que da imposibilidad a manipular el sistema o la emisión. Y cada año que pasa esto queda aún más de manifiesto.

10) Casi todos los Bancos Centrales del mundo están planeando su propia criptomoneda, la cuales al ser más eficientes y globales es probable que compitan en un nuevo escenario monetario/económico debilitando a las monedas menos fuertes y / o cambiando el escenario de las grandes. En ese escenario Bitcoin se mantiene como un activo ajeno a los problemas de cada país.

11) Si los movimientos del precio del Bitcoin no son para su estómago, siempre puede pasarlo a monedas estables (Stablecoins) o inclusive pedir préstamos sobre esto en el nuevo mundo de opciones financieras descentralizadas,

Bitcoin es un activo volátil, pero probablemente así sea el inexplorado camino a convertirse en la principal reserva de valor de nuestro siglo. Lo que sí está claro es que el 100% de quienes supieron esperar o entender han visto rentabilizada su inversión, por lo que vale la pena profundizar aún más en este nuevo mundillo.

* Presidente de la ONG Bitcoin Argentina y Coordinador de LABITCONF

Dejá tu comentario