Brecha: demanda de bonos mantiene al "liqui" y al blue en niveles elevados

Economía

Cuando parecía que el dólar Contado con Liquidación (CCL) iba a tener una rueda a la baja, finalmente se dio vuelta sobre el final para terminar el día en $130,22, lo que implica una brecha del 78% con respecto al dólar mayorista. Si tomamos en cuenta que el 4 de agosto, es decir, cuando la Argentina anunció que había llegado a un acuerdo con los bonistas, el dólar CCL cerró en 119,18, observamos un salto del 9% en solo nueve días.

El otro dólar financiero, es decir el MEP, se ubicó al cierre de la jornada de ayer en $125,30, marcando una caída del 0,3% respecto de la jornada anterior. El que sí volvió a subir fue el dólar informal, que finalizó en $133, lo que significa $1 más que el día anterior.

En el segmento minorista continúa la depreciación en dosis homeopáticas, aunque en los últimos días un poco más acelerada que en semanas anteriores: el oficial cerró en $77,42, marcando una suba de 10 centavos. Y el dólar de turista, al cual se le agrega un 30% de impuesto PAIS, se colocó en $100,65.

Numerosos analistas vienen consignando que la suba del Contado con Liquidación responde a una cuestión técnica: inversores que compran los Bonar 2020 y 2024 para ingresar al canje de bonos ley local y adquirir los Boncer 2026 y 2028. Estas operaciones estarían subiendo el valor de los dólares financieros. Sin embargo, este no parece ser el único motivo: ”La suba también responde a cierta expectativa, por ejemplo, derivada de los últimos datos que se estuvieron viendo respecto de la elevada emisión, el bajo nivel de reservas netas, sumado a que el BCRA está teniendo niveles muy altos de venta de divisas”, señaló Juan José Guma, de Capital Markets.

El analista añadió: “Hay cierta preocupación, ya que una situación así derivaría en un ajuste fuerte al alza del oficial (lo cual viendo la postura del Central no sería muy esperable), o por el lado de mayores restricciones al acceso de dólares y por tanto mayor brecha versus MEP y CCL”.

Por su parte, Javier Rava, de Rava Bursátil, sostuvo: “La suba en el CCL puede deberse principalmente a que la incertidumbre de invertir en la Argentina aún no logró disiparse de tal manera que los inversores se sientan cómodos. Ante la posibilidad de invertir en el exterior, y teniendo en cuenta que el mercado norteamericano se encuentra muy atractivo y con una gran tendencia alcista, se generan más incentivos para invertir afuera. Lo mismo sucede con los inversores extranjeros, que necesitan mayor seguridad para invertir en activos con alto porcentaje de volatilidad de la Argentina”.

Respecto del MEP, Rava señaló: “los inversores que compran dólar MEP operan mayormente en el mercado local y por lo tanto se encuentran esperando que la Bolsa local recupere terreno. Algunos de estos ya están posicionados en moneda local y acumulando de a poco activos a su cartera, mientras que otros están esperando el momento para vender sus dólares y entrar nuevamente en renta variable local”. En tanto, Santiago López Alfaro, de Delphos Investment, cree que los arbitrajes son la principal suba de los últimos días: “Si los bonos en dólares comprimen tasa al 10% en el corto plazo, el MEP debería retroceder a $112”. Por último, Rava aseguró: “Un canje exitoso podría dar lugar a mejores expectativas y confianza en el mercado local, generando un respiro al tipo de cambio en el corto plazo. En el largo plazo es difícil que la tendencia se modifique”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario