Buscan mejorar pagos en AFJP

Economía

«Estamos estudiando cambiar el régimen de las rentas vitalicias previsionales (RVP) porque se está perjudicando a muchos jubilados y pensionados con el sistema de actualización», reconoció un alto funcionario de la cartera laboral en diálogo con este diario.

Según explicó el funcionario, la idea es establecer un monoproducto para homogeneizar la comercialización de las RVP y de esta manera facilitar la decisión al afiliado. Pero además se analiza fijar una tasa testigo nominal que siga más eficientemente las variaciones de precios de los mercados de capitales y se aproxime más a rendimientos reales positivos.

Para ello se propone una tasa testigo que combine los rendimientos financieros de los depósitos bancarios de corto y largo plazo, y un índice de bonos nacionales.

Cabe recordar que los afiliados a las AFJP tienen básicamente dos opciones para jubilarse: contratar una RVP en una aseguradora o un Retiro Programado (RP) en la AFJP.

  • En el caso de la RVP, la contrata el afiliado o los derechohabientes en la compañía de seguros de retiro que elija. De por vida la aseguradora paga mensualmente en pesos la jubilación o la pensión, que se ajusta mes a mes por una tasa de interés. El contrato es irrevocable. El afiliado entrega sus fondos capitalizados en la AFJP a la aseguradora, a cambio de la renta. La aseguradora debía garantizar una rentabilidad de 4% anual.

  • En cambio, en el RP, la AFJP paga una prestación mensual mientras viva el afiliado o pensiones a los derechohabientes, que se ajusta mes a mes en función del valor de la cuota de la administradora.

  • Pérdida

    Las AFJP obtuvieron una rentabilidad de 25% anual en 2006, por lo que el problema no son las rentas programadas sino las rentas vitalicias, porque las aseguradoras debían garantizar un rendimiento de 4% anual. «En los 90 no había inflación, de modo que era 4% real; ahora el rendimiento es negativo, o sea, los beneficiarios están perdiendo poder adquisitivo», explica el funcionario.

    Desde la salida de la convertibilidad se ha observado que las RVP emitidas en dólares antes de 2002 mantienen su poder adquisitivo ya que al pesificarse, la actualización garantizada fue el CER (inflación). Pero las RVP emitidas en pesos a partir de 2002 dependen de una tasa testigo regulada que originalmente era 75% de la tasa por plazos fijos a más de 30 días, y actualmente es 90% de igual tasa.

    Cabe señalar que en las RVP pesificadas el beneficiario no comparte los rendimientos excedentes por sobre lo garantizado, mientras que en las otras sí, según el porcentaje pactado a distribuir con la aseguradora.

    Según datos de la Superintendencia de AFJP (SAFJP) comandada por Juan González Gaviola, y de Seguros (SSN), a cargo de Miguel Baelo, a octubre pasado había 82.000 RVP, de las cuales 77% fueron contratadas antes de 2002 (actualizadas por CER) y 23% después de ese año. «En los cuatro últimos años, esta garantía resultó negativa en términos reales y sus efectos sólo se atenuaronparcialmente por la posibilidad individual de negociar cuánto y cómo compartir los excedentes de rentabilidad», afirma un estudio oficial.

    Para establecer la garantía de las RVP se debe tomar la mayor entre la tasa testigo de la SSN o 4%. Cálculos de ambos organismos de fiscalización dan cuenta de que entre 1998 y 2001 la tasa garantizada fue 4%; en 2002, de 27,9% contra una inflación de 41% (a partir de allí se tomó la tasa testigo de plazos fijos). En 2003, la tasa de 8,3% superó la inflación de 3,7%, pero desde 2004 viene perdiendo terreno, es decir, poder adquisitivo. En 2004, la garantizada fue 4% y la inflación 6,1%; un año después fue 4% contra 12,3%, y el año pasado 5,7% versus 9,8%.
  • Dejá tu comentario