Clave para mercados: Europa subiría tasas

Economía

El Banco Central Europeo (BCE) podría elevar hoy las tasas de interés un cuarto de punto hasta 2,25%, según afirmó Lorenzo Bini Smaghi, director de la entidad monetaria. De confirmarse, sería la primera vez en cinco años que se tome una decisión de endurecimiento monetario.

Smaghi prevé que igualmente las tasas se mantendrán a niveles muy bajos y que algún pequeño aumento de las tasas de interés no perjudicará al crecimiento. «La expansión de Europa posiblemente será de 0,5% en el cuarto trimestre, pero la recuperación aún está liderada por las exportaciones», sostuvo. El funcionario añadió que la inflación en la zona euro estaría en torno a 2%, en línea con las metas del Banco Central.

Pese a que la probable decisión de esa entidad ha causado desagrado a diversas instituciones y políticos, el previsto aumento no tendrá grandes consecuencias aunque sí en los mercados financieros que se mantienen expectantes.


• Interpretaciones

El economista de Commerzbank Michael Schubert dijo ayer que los efectos del alza del precio del dinero en 25 puntos básicos «no serán especialmente grandes», siempre que se trate de una única suba y que no sea el inicio de una serie de incrementos. Por su parte, la analista de Dresdner Bank Claudia Broyer coincidió en señalar que este incremento será «muy pequeño» y «no dañará» a los países de la eurozona. Aseguró, además, que el paso que acometerá el BCE sólo supone «una normalización de su política monetaria que continuará siendo expansiva».

«Serían escasas las repercusiones para el consumidor, ya que las tasas de interés a largo plazo no variarán»,
afirmó Schubert, quien aclaróque el BCE pretende con su actuación mantener la inflación bajo control. La oficina de estadística europea Eurostat publicó ayer que la inflación interanual en la eurozona se situó en 2,4% en noviembre y bajó una décima respecto de octubre. Además, el crecimiento económico de los países que conforman la Unión Económica y Monetaria (UEM) fue de 0,6% en el tercer trimestre del año, dos décimas por encima del incremento anotado entre abril y junio.

El economista de Bank of America Holger Schmieding apuntó que la moderación de la inflación no evitará que el banco suba las tasas y añadió que la mejora de la economía europea refuerza la percepción del instituto de que la recuperación no se verá mermada por tasas más elevadas.

Tras la reunión del consejo de gobierno, hoy además el BCE dará a conocer sus nuevas previsiones internas de inflación y crecimiento económico en 2006 y 2007 para los países del euro.
La agencia «Bloomberg» adelantó ayer los pronósticos del BCE que recogen un incremento en los precios de consumo de 2,1% en 2006 y 2007, en tanto que el PBI de la zona crecerá 1,9% en 2006 y 2% en 2007, algo más que lo pronosticado en setiembre.

Si el BCE confirma estos datos, la inflación aun superaría el límite de 2% fijado para garantizar la estabilidad, pero, dado que aún no se han producido «efectos de segunda vuelta» derivados de la subida de precios, no se prevén nuevos aumentos de tipos, indicó Schubert.
Jean-Claude Trichet, titular del BCE, ha develado algunas pistas al declarar ante parlamentarios europeos en Bruselas que el incremento inminente no anuncia forzosamente el comienzo de una serie de alzas. La mayoría de los analistas espera nuevos ajustes el año próximo y estima que la tasa principal habrá aumentado entre 2,50% y 3,50% a finales de 2006.

Dejá tu comentario