Claves de la nueva percepción para comprar divisas

Economía

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso ayer la entrada en vigencia de la Resolución General 4815 que establece la percepción del 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias o de Bienes Personales para la compra del dólar oficial, ya sea para atesoramiento o para comprar bienes y servicios con tarjetas de crédito. Los inscriptos en el Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, podrán computar el pago a cuenta. Por otro lado, los titulares de tarjetas que hicieron compras hasta el 15 de septiembre no tendrán que abonar el impuesto cuando les llegue su resumen.

A continuación los puntos más destacados de la nueva reglamentación:

El régimen de percepción se aplica sobre las operaciones realizadas desde las cero del 16 de septiembre de 2020. El porcentaje es del 35%.

Los contribuyentes del Impuesto a las Ganancias y de Bienes Personales podrán computar el importe a favor. Lo harán al momento de presentar sus Declaraciones Juradas en 2021. Los monotributistas podrán hacerlo solo contra Bienes Personales (si están alcanzados).

Los monotributistas y las personas que no son responsables del Impuesto a las Ganancias ni del Impuesto a los Bienes Personales van a pagar el 35% y luego tendrán que pedir su devolución en enero de 2021. La Resolución no determina en qué plazos deberá resolver la AFIP cada reclamo.

La percepción se aplicará sobre las mismas operaciones que están alcanzadas por el Impuesto PAIS. Es decir, compra de billetes, divisas en moneda extranjera y cheques de viajero para atesoramiento o sin un destino específico. Consumos en moneda extranjera de bienes o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior a través de tarjetas de crédito, débito y compra. Agencias de viajes y turismo, transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros en la medida en que tengan que acceder al mercado de cambios.

Toda compra en moneda extranjera hecha hasta el 15 de septiembre a las 23:59 no abona la percepción, porque la RG4815 determina que entrará en vigencia “el día de su publicación en el Boletín Oficial”. Esto ocurrió a las cero del 16 de septiembre.

Por esa razón, si un consumo con tarjeta se hizo antes y el resumen de la misma vence en octubre, no abona la percepción.

Los sujetos no residentes en el país no abonan. No obstante, no hay reglamentación que le indique a la persona cuál es la documentación que debe presentar para reclamar a la entidad que no le practique percepción. Es probable que se termine haciendo y que luego en enero se tenga que pedir la devolución.

Las percepciones se realizan sobre el importe total de las operaciones, excepto en el caso de la compra de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país. En ese caso, se practica sobre el precio, neto de impuestos y tasas.

No corresponde aplicar la percepción en prestaciones de salud, medicamentos, libros en cualquier formato, plataformas educativas y software con fines educativos, gastos de proyectos de investigación efectuados por investigadores del Estado nacional, provinciales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios, universidades. Tampoco pagan las compras de equipamiento y bienes destinados a la lucha contra el fuego y la protección civil de la poblaciones.

Son agentes de percepción los mismos del Impuesto PAIS. Bancos y casas de cambio, bancos emisores de tarjetas de crédito, débito, compra, agregadores o agrupadores de pago. Agencias de viajes y turismo mayoristas y minoristas, y empresas de transporte.

Las percepciones van a estar discriminadas en los documentos de las operaciones de cambio, en los resúmenes de liquidaciones de las tarjetas, en los extractos bancarios, en las facturas de las agencias de turismo, en los tickets emitidos por las empresa de transporte con destino fuera del país,

Los contribuyentes exceptuados de percepciones del Impuesto a las Ganancias en otro tipo de operaciones en el mercado local, no podrán hacer valer su certificados en este caso.

En el caso de las extensiones de tarjetas, la percepción se le cobra al beneficiario de la misma.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario