Coincidencias totales y gestos positivos del Papa al ministro

Economía

Durante 45 minutos, Martín Guzmán y el Francisco hablaron de economía argentina y mundial, coincidiendo en todo. El ministro de Economía argentino y el Papa conversaron de las consecuencias de la pandemia en las familias, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París y las desigualdades e injusticias de los mercados, en lo que fue un nivel de sintonía casi exacto. El encuentro se concretó en la Biblioteca Privada del segundo piso del Palacio Apostólico, un lugar destinado por el jefe de Estado del Vaticano para audiencias oficiales con sus pares, pero que en esta oportunidad fue abierta para el visitante argentino. La audiencia fue en privado y obedeciendo estrictas restricciones fruto de la pandemia, y con el tiempo se sabrá cuales fueron los pedidos concretos del visitante al argentino encumbrado en la Santa Sede. Lo cierto es que Francisco tiene llegada a varios de los protagonistas que deberán decidir sobre el futuro de las negociaciones por la deuda, tanto en el FMI con en el club de París. Está claro que las perspectivas sobre la intervención del Vaticano en general y el Papa en particular en las discusiones para reestructurar los pasivos argentinos con organismos financieros internacionales, tuvieron ayer un punto de apoyo. Por iniciativa del propio Francisco, la agenda de Guzmán en la capital italiana inició a las 9 locales (4 de Argentina) con una reunión con el presidente de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS), el economista italiano Stefano Zamagni, de la que también participó el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la institución. La reunión, considerada por las fuentes vaticanas como un “gesto importante” de la Santa Sede para escuchar en boca de Guzmán la posición argentina sobre la deuda, ocurrió en la Casina Pío IV, dentro de los jardines del Vaticano y el mismo edificio en el que el ministro expuso el 5 de febrero de 2020 junto a la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva; evento en el que también participó activamente Francisco. Hay otro dato alentador. Uno de los miembros activos de la PAC es el primer ministro italiano Mario Draghi,expresidente del Banco Central Europeo y hombre de peso en la Unión Europea.

En otro gesto de la Santa Sede hacia Guzmán, el ministro y su comitiva pudieron recorrer la Capilla Sixtina, la obra cumbre de Miguel Ángel en la que se realizó el cónclave que eligió a Francisco como Papa, pese a que los museos vaticanos se encuentran cerrados al público hasta el 3 de mayo.

Dejá tu comentario