Comercio con Brasil: trigo y nafta por celulares y autos

Economía

El elevado déficit comercial con Brasil ocupará gran parte de la agenda entre el presidente Néstor Kirchner y su par brasileño, Lula da Silva, tras sumar más de u$s 7.300 millones en los últimos dos años, durante el encuentro privado que ambos mantendrán en la Cumbre en Rio de Janeiro que comienza el próximo jueves.

Pero a pesar de los esfuerzos oficiales todo parece indicar que el saldo del intercambio bilateral continuará favoreciendo a Brasil, por lo menos, éste y el próximo año. Porque más allá de la ventaja cambiaria del peso contra el real (de 45%), ya quedan pocas dudas que la clave del desequilibrio pasa por la tasa de crecimiento económico. En tal sentido, las proyecciones privadas anticipan un crecimiento del PBI argentino no inferior a 7,5% este año contra 3,5% del brasileño. Sólo de mediar una fuerte expansión de la economía del país vecino, apuestan los analistas, podría atemperarse el déficit. Pero esto tampoco es garantía de nada, dado que al observar la composición de las importaciones totales de Brasil, pareciera carecer la Argentina de oferta exportable.

En esta línea opinan, por ejemplo, los economistas Ricardo Carciofi y Romina Gayá del INTAL-BID consideran que «la expansión más lenta de las exportaciones argentinasa Brasil está influenciada por el menor dinamismo del PBI brasileño respecto a la economía mundial, el nivel del tipo de cambio real, las características de los bienes y de tamaño de las empresas más relevantes en los envíos a ese país». Para explicar el fuerte crecimiento de las exportaciones brasileñas a la Argentina destacan «el nivel del tipo de cambio real bilateral frente al de otros socios comerciales, el cambio en el perfil de demanda argentina, el dinamismo exportador brasileño hacia todos los destinos».

  • Patrón

    Por eso resulta interesante analizar la estructura del comercio bilateral donde el patrón de los últimos años se concentra en venderle trigo y nafta para petroquímica a Brasil y a cambio comprarle autos y teléfonos celulares.

    En 2006 de celulares sólo se importaron del mercado vecino más de u$s 632 millones (+18,3% que en 2005) lo que representa 5,4% del total general. En los últimos tres años se importaron u$s 1.432 millones en celulares. Quizá lo más negativo sea que se consideran bienes de capital, distorsionando así los datos de inversión.

    Otro dato negativo proviene del nivel de concentraciónde las exportaciones. Si bien ambos países lo han aumentado, la Argentina se muestra más vulnerable dado que los principales 100 productos vendidos a Brasil representan más de 80% del total mientras en el caso brasileño son 64%.

    Por ejemplo, la principal exportación a Brasil sigue siendo el trigo con casi u$s 910 millones lo que representa 11,3% del total, seguido por nafta para petroquímica con u$s 784 millones (9,73% del total).

    Así en los primeros 10 productos se concentra casi 45% de las ventas externas totales a Brasil (para el caso brasileño son menos de 30%). De modo que cualquier cambio abrupto en la cotización del trigo y de los hidrocarburos tiene un alto impacto en el balance comercial bilateral.

  • Dinamismo

    También el rubro autos sigue favoreciendo a Brasil. El año pasado el comercio del sector automotor representó más de u$s 600 millones de superávit para Brasil, y otros u$s 300 en autopartes.

    Otros productos que se destacan del lado brasileño son fueloil con u$s 293 millones, mineral de hierro u$s 358 millones, tractores u$s 290 millones, aluminio u$s 115 millones y productos químicos casi u$s 300 millones.

    Del lado argentino exportaciones como gas butano, sulfato de cobre, propano, urea, malta y peras, filets de merluza y papas elaboradas han mostrado un importante dinamismo en 2006.
  • Dejá tu comentario