Con todo a favor, es fácil tener una suba

Economía

Podemos decir que la de ayer fue la mejor de las últimas ruedas. Al menos para quienes apuestan a favor de la suba de los precios. Es que no sólo fue la mayor suba del Dow en 14 ruedas (avanzó un 0,94% a 11.123,11 puntos), sino que tuvimos un incremento del volumen negociado y lo que para algunos fue más significativo, el índice S&P500 rompió la línea de los 1.200 puntos, al cerrar 11 unidades por encima de este valor.
Al momento de sindicar cuál fue el motor de la suba, debemos mirar al buen balance que presentó Intel tras el cierre del martes, y el que poco antes de la apertura de ayer develó el JP Morgan Chase. A esto podemos sumar el reporte del Departamento de Comercio mostrando un aumento de las ventas minoristas durante marzo, el ligero incremento que mostraron los precios minoristas durante ese mes y el último reporte sobre la situación económica que elabora la Fed, que sugirió que la expansión continúa su curso en al menos 11 de las doce regiones en las que se suele dividir el país. Claro que también tuvo su importancia el más de 2% que subió el precio del petróleo, a u$s 85,93 por barril y la baja del dólar (-0,4%) frente a las principales monedas. Puestas de esta manera las cosas, da la sensación de que transitamos por un camino que seguirá siendo alcista.
La verdad es que no tenemos la más mínima idea si será éste (o no) el caso. Lo que es más, si sólo mencionamos hasta aquí lo positivo de la jornada fue con el objetivo de resaltar el hecho que aún subsisten innumerables problemas que por más que no sean demasiado visibles, siguen pesando sobre el futuro del mercado.
Claro que el ambiente está más a favor de hacer caso omiso a estos problemas, lo cual podemos suponer alcanzaría para que el mercado continúe su camino ascendente un tiempo más. Eventualmente, lo más duro de la realidad se hará presente, pero hasta entonces el consejo es primero que nada, mucho cuidado, segundo, no discutirle al mercado.

Dejá tu comentario