Concretó EE.UU. oferta de tratado a Uruguay

Economía

Estados Unidos puso ayer el dedo en la llaga de las tensiones en el Mercosur y de la indefinición ideológica que persiste en el gobierno uruguayo. A través de su embajador en Montevideo, formalizó su propuesta de discutir un acuerdo de libre comercio, lo que, de concretarse, abriría en el bloque regional una crisis todavía mayor que la actual. Encima, la oferta -que supondría que Uruguay obtenga un permiso para negociar o, directamente, su salida del Mercosur- se conoce en momentos en que el conflicto con la Argentina por las papeleras no da señales de encaminarse, lo que permite suponer una intención de Washington de aprovechar todas las brechas que acerquen al Cono Sur su proyecto del ALCA. Si Uruguay se sumara a la iniciativa, coincidiría con Chile, cuya presidenta electa, la socialista moderna Michelle Bachelet, adelantó que será una fuerte impulsora del libre comercio hemisférico. Queda en manos de Tabaré Vázquez decidir si aprovecha la oportunidad de saldar de una vez la interna de su gabinete sobre la cuestión y, con ella, cortar de cuajo las pujas ideológicas. El moderado ministro de Economía, Danilo Astori, el de mejor imagen pública, es un entusiasta del libre comercio, pero sufre la resistencia del ala más radical del Frente Amplio.

Montevideo (ANSA) - Estados Unidos propuso ayer a Uruguay negociar un tratado de libre comercio (TLC), dijeron fuentes de la embajada norteamericana en Montevideo, en momentos en que el tema genera divergencias en el gobernante Frente Amplio y en la propia administración del presidente Tabaré Vázquez.

El jefe interino de la embajada estadounidense, James Nealon, en declaraciones que ayer publicó el semanario «Búsqueda» aseguró que Washington tiene interés «en este momento» en que los gobiernos de Vázquez y George W. Bush «se sienten a analizar» si existen « condiciones favorables» para firmar un eventual TLC.

Esa posibilidad es impulsada por el ministro de Economía uruguayo, Danilo Astori (moderado y el de mejor imagen del gabinete), quien hace tres semanas anunció en esa misma publicación que su gobierno negociaría este año ese tipo de acuerdo con Estados Unidos y con China
.

El tema levantó fuertes resistencias dentro del Frente Amplio y en el gabinete de ministros, presentes ya cuando se aprobó un tratado de protección de inversiones con Washington. Así, el lunes último, el presidente de la coalición gobernante, Jorge Brovetto, aclaró que Vázquez determinó que Uruguay no está en condiciones de discutir ahora tratados de esa naturaleza, pero al día siguiente Astori volvió a plantear el tema.

• Análisis

El titular de Economía aseguró que Vázquez no se niega a discutir el TLC, sino que «al contrario, ya comenzó a analizarlo en el Consejo de Ministros y estoy seguro de que estará siempre dispuesto a considerar todos los aspectos relacionados con este tema».

El canciller Reinaldo Gargano desechó ayer esas afirmaciones y explicó que «cada uno puede suscitar las polémicas que quiera, pero yo estoy preocupado en gobernar ahora».

Los dichos de Astori habían generado preocupación en los gobiernos de la Argentina y Brasil, socios de Uruguay en el Mercosur, porque para que un integrante del acuerdo regional firme un TLC con otra nación debe tener la autorización del bloque o renunciar a él. La controversia se da, además, en momentos en que se agudiza el conflicto entre Buenos Aires y Montevideo por la instalación de dos plantas de celulosa en Uruguay.

Pero Gargano dijo entonces que los países vecinos «pueden tener absoluta tranquilidad», porque la posibilidad de esos acuerdos no ha sido estudiada por el gobierno de Vázquez.

Nealon, en sus declaraciones conocidas ayer, aseguró que
«lo que a Estados Unidos le interesa en este momento es que los dos gobiernosse sienten a analizar el tema, que las dos partes escuchen sus puntos de vista».

«Este es un proceso que puede ser largo y difícil. Pero insisto: no estamos negociando un tratado con Uruguay porque aún no lo hemos decidido», explicó el jefe interino de la representación diplomática norteamericana.

Entre los funcionarios uruguayos que se oponen al tratado, el subsecretario de Ganadería y Agricultura,
Ernesto Agazzi, dijo el pasado 11 de enero que no creía que «a la sardina le vaya mejor porque haga un TLC con el tiburón». Recordó en ese sentido que a mediados de 2005 el gobierno uruguayo le inició un juicio a Estados Unidos por prácticas comerciales proteccionistas que perjudican al sector arrocero. Por ese perjuicio, se inició una demanda contra Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

«Los arroceros solicitan una compensación de 70 millones de dólares, y a fines de enero se producirá un encuentro bilateral en el marco de este juicio para buscar una negociación», añadió Agazzi.

Dejá tu comentario