8 de agosto 2001 - 00:00

Confirmado: se podrá usar bonos para pagar impuestos

Domingo Cavallo al ingresar a salón del Banco Nación donde habló ante banqueros y empresarios
Domingo Cavallo al ingresar a salón del Banco Nación donde habló ante banqueros y empresarios
Domingo Cavallo lanzó anoche tres medidas para intentar aumentar la demanda de títulos públicos dentro de la Argentina y así reducir el riesgo-país. La base de las mismas, que se conocerá en detalle entre hoy y el viernes gira en torno de la posibilidad de descontar intereses o la totalidad de los títulos (según el plan) del pago de impuestos nacionales.

Las tres medidas son: aceptar el pago de intereses de bonos a cambio del pago de impuestos futuros, cancelar deuda pasada con títulos y posibilitar el uso de un bono federal también a cambio de tributos nacionales. En este último caso la condición es que a las gobernaciones se les descuente de la coparticipación nacional los bonos federal recibidos.

Premios

Cavallo hizo estos anuncios anoche en una conferencia de prensa en el salón principal del Banco Nación. En por lo menos tres pasajes del discurso de aproximadamente 45 minutos, el ministro aseguró que venía a hablar «a los que confían en el país, apuestan por él, invierten y entonces merecen ser premiados». Cavallo se preguntó en un momento: «¿Cómo hacer que los que pagan impuestos tengan beneficios?», luego de lo cual pasó a explicar cuál es su idea.

Los contenidos de las tres propuestas de Cavallo son los siguientes:

Impuestos a futuro. Cavallo anunció que «desde ahora» (en realidad probablemente desde setiembre), «se podrán pagar con los cupones de intereses de los bonos los vencimientos de impuestos futuros». Este mecanismo «no vacía las recaudaciones futuras, porque los presupuestos contemplan tanto lo que se debe recibir por pago de impuestos como los pagos de los intereses» de los títulos. Por ejemplo, una empresa (la propuesta apunta a los 2.300 grandes contribuyentes) puede adquirir bonos que tengan vencimientos a mediano o largo plazo (más de cuatro años como mínimo para que la operación sea redituable) y descontar los intereses del pago de impuestos en los meses donde un bono corta cupón. Por ejemplo, según explicaban los técnicos de Cavallo, si una empresa compra títulos por valor nominal de u$s 100.000 y que brindan un interés periódico de u$s 1.000, y suponiendo que la empresa debe pagar 10.000 pesos por impuestos ese mes, la compañía podría liquidarle a la AFIP 9.000 pesos. Cavallo apuesta con esta medida a empresas que tengan, como él mismo dijo anoche, «convicción y que crean en el país en el mediano plazo»; y que según su ingeniería financiera consideren que la operación pueda ser redituable. Para reafirmar el compromiso Cavallo dijo ayer que es un negocio para los que se sumen ya que «pueden comprar bonos que están hoy a 50% o 52% de su valor», operación que tendrá además «100% de seguridad para el que se sume».

Deudas vencidas.
Las deudas tributarias anteriores al 30 de junio podrán ser pagadas con bonos que se tomarán a un valor técnico fijado mensualmente a través de circulares. Ese valor técnico será muy cercano al nominal, con lo cual si un contribuyente adquiere un título a valor de mercado actual, podría reducir entre 40% y 45% el monto total de su deuda. El proyecto implica una virtual moratoria impositiva; la segunda del gobierno de Fernando de la Rúa y la tercera de las dos gestiones de Domingo Cavallo en Economía. Según el ministro, los bancos deberían ayudar a las empresas a poder financiarse para adquirir los bonos. De todas maneras, se estudia la conformación de planes de cuotas mensuales que también se podrían cancelar con títulos públicos.

Bonos provinciales.
Cavallo confirmó que se permitirá pagar impuestos nacionales con «esos bonos provinciales», «siempre y cuando sean a cambio de los giros por la coparticipación». Aseguró el ministro que con esto «no se financiará déficit sino lo que se apunta a financiar «lo que las provincias necesitan para lograr el déficit cero, que por la situación actual no podrá conseguirse en el primer mes».

Cavallo lanzó una cuarta medida pero destinada a los bancos. Aseguró que a partir de las próximas licitaciones de Letras del Tesoro (LETES), los bancos podrán utilizar esos fondos como «liquidez».
Además estos títulos también se podrían utilizar a cuenta para el pago de impuestos. Para el ministro, «por esto las tasas de las LETES serán menores a las actuales».

Cavallo dijo que con todas estas decisiones «se busca recrear el mercado de títulos, no para anular el déficit cero sino para cumplir con nuestras obligaciones».

Comenzó su discurso mencionando: «A ustedes, los que invierten, pagan sus impuestos y son la fuerza económica del país». Para finalizar se reservó las frases de ratificación de las reglas del juego.
«Si algo hemos aprendido en estos años los argentinos es que de nada sirven los incumplimientos ni las confiscaciones. La Argentina no va a devaluar, no va a caer en la cesación de pagos y va a cumplir con sus compromisos», dijo sin mencionar si se piensa en una situación de dolarización.

Entre otros, siguieron el mensaje de Cavallo Ignacio De Mendiguren, de la Unión Industrial Argentina (UIA); Roberto Feletti, del Banco Ciudad; Eduardo Elsztain de IRSA; Miguel Kiguel (Banco Hipotecario); Pablo Rojo, del Banco Hipotecario; Manuel Sacerdote, del BankBoston; Aldo Roggio, de la Cámara de la Construcción; Carlos Mantilla, de la Cámara de Exportadores; Cristiano Rattazzi, de Fiat; Jorge Aguado, del Grupo Macri; Alejandro Mayoral y Ricardo Gutiérrez, del Banco Provincia.

Entre los economistas circularon por el Nación Manuel Solanet, Martín Redrado, Carlos Melconian, Orlando Ferreres, Adolfo Sturzenegger y Enrique Blasco Garma.

Dejá tu comentario

Te puede interesar