Confirman que tendrá Kirchner hasta $ 15.000 millones de más para gastar en superpoderes electorales

Economía

El gobierno confirmará hoy que 2006 cerró con una recaudación impositiva récord, que llegará aproximadamente a los $ 150.000 millones, 26% más que en 2005. Indirectamente, el dato le asegura además a Néstor Kirchner para este ejercicio, en un año electoral, no menos de $ 15.000 millones de ingresos más que los presupuestados, de libre disponibilidad para el Poder Ejecutivo.

Esto se desprende de la base de recaudación que 2006 dejó para 2007, y sobre la cual se pueden proyectar los ingresos totales aproximados para este año; como primera conclusión, surge que el gobierno subestima la variable a su favor por un valor millonario.

Como primera observación, ya el mismo Presupuesto aprobado por el Congreso nacional en diciembre plantea una recaudación para 2006 que se ubica $ 2.000 millones de pesos menos que la real. Según el texto de la norma, el año pasado deberían haber ingresado unos $ 148.022,6 millones; cuando la cifra que hoy presentará el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, será de no menos $ 150.000 millones. A ese monto se llegó a partir de los muy buenos datos de diciembre, cuando el organismo recaudador obtuvo unos $ 14.400 millones, lo que constituirá un nuevo récord de recaudación mensual, superando la marca histórica máxima de mayo pasado (un mes de altos vencimientos por ganancias y bienes personales) con $ 14.358 millones.

El fuerte crecimiento de la recaudación tributaria en diciembre, como en todo 2006, tiene su principal causa en el aumento de la actividad económica que casi duplica, según las últimas estimaciones, 4% que se había proyectado en la Ley de Presupuesto de 2006. También se hicieron sentir fuertemente la suba del consumo y el impacto del IVA sobre las cuentas fiscales, que alcanzó en 2006 niveles récord y una mayor tributación de Ganancias por parte de las personas y las empresas.

Obviamente influyó también el incremento de los precios internacionales que elevó la recaudación por retenciones a las exportaciones y el crecimiento del empleo por nuevos puestos de trabajo o blanqueos, además de que los aumentos salariales contribuyeron a mayores ingresos fiscales por seguridad social. La recaudaciones mensuales promediaron durante 2006 los $ 12.500 millones y a valor dólar están casi llegando al nivel del año récord de la convertibilidad cuando ese indicadoralcanzó los $ 4.800 millonesde dólares.

  • Cifra subvaluada

    Según el Presupuesto, para 2007 se prevé una recaudación de $ 169.000 millones, 14% más que este año. Obviamente se trata de una cifra subvaluada. Como piso, debe pensarse que los ingresos tributarios de 2007 no serán inferiores a los $ 185.000 millones; un 23% más que el año pasado.

    Esa cifra se acerca más a la tendencia de ingresos fiscales que vienen mostrando las cuentas públicas durante los últimos tres años y con un proyectado de crecimiento de la economía de entre 6,5% y 7%, más cerca de lo que prevén los analistas privados que el muy conservador 4% que figura en el Presupuesto. Inclusive la cifra podría ser superior y llegar a los $ 190.000 millones, si el PBI subiera 8% o más este año.

    Esto implica que el dinero que tendrá libre disposición el gobierno será mayor a lo calculado en esa ley. Como piso superará los 15.000 millones de pesos, luego de descontar lo que el Ejecutivo le deberá girar de más a las provincias por el porcentaje que le corresponde a los gobernadores por los impuestos que son coparticipados.

  • Reducción

    A estos fondos se llega además sin contar los aumentos en los gastos por $ 4.100 millones por los incrementos en las jubilaciones, los $ 500 millones de más que se destinarán a los subsidios para el transporte público y los $ 6.000 millones para obras públicas que se proyecta gastar este año por encima de los fondos de 2006 para este capítulo.

    En concreto, los 15.000 millones serán de libre disponibilidad el gobierno, cuyo destino podrá decidir sin control parlamentario alguno, gracias a la sanción de los superpoderes, en su versión 2007, aprobados por el Congreso en el Presupuesto el 13 de diciembre pasado. Se supone, según la autorización que marca también el Legislativo, que una vez que se confirme la recaudación en alza del primer trimestre, cuando el comercio liquide, por ejemplo, el IVA en los altos niveles de ventas de las fiestas de fin de año, el gobierno anunciará una reducción del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia. Esta medida podría ser anunciada entre febrero y marzo, y sería la primera de una serie de anuncios que buscarían mejorar indirectamente el poder adquisitivo, factor fundamental en un año electoral.
  • Dejá tu comentario