AFIP detectó contribuyentes que subvaluaron inmuebles en el exterior en las declaraciones juradas

Economía

En los últimos 40 días, realizó fiscalizaciones electrónicas de cerca de 9.000 contribuyentes.

La Administración Federal de Ingresos Brutos detectó en el marco de la fiscalizaciones electrónicas cerca de 9 mil contribuyentes que en sus declaraciones juradas de Bienes Personales subvaluaron su inmuebles en el exterior. De esta forma, mediante las rectificaciones de las declaraciones juradas, el organismo consiguió ingresos por $125 millones en impuestos adeudados.

Pese a la feria fiscal, la AFIP mantiene vigente los procedimientos que realiza sobre los precios de referencia, la fiscalización realizada cuentas de argentinos en el exterior, y las fiscalizaciones electrónicas, que son controles y verificaciones que se pueden tramitar 100% de forma online.

En ese marco, en los últimos 40 días, el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont realizó entrecruzamiento de bases de datos que posibilitaron iniciar fiscalizaciones electrónicas a contribuyentes que en sus declaraciones juradas de Bienes Personales registraron inmuebles en el exterior a valores menores que los del mercado. “En las declaraciones juradas detectamos propiedades valuadas en pesos en el mismo valor que un año atrás”, explicaron fuentes del organismo a Ámbito.

Hasta el momento, la AFIP realizó tres campañas de fiscalización que dieron como resultado “un elevado nivel de respuesta de los contribuyentes que comenzaron a rectificar sus declaraciones juradas y cumplieron la pretensión fiscal”. En la primera campaña de fiscalización el porcentaje rectificado ascendió al 96% de los contribuyentes y en la segunda, con los plazos todavía no cumplidos, ya alcanzó un nivel de respuesta del 55%.

La fiscalización electrónica es un avance tecnológico en materia de procedimientos de control y verificación, máxime en el marco de la pandemia del Covid-19. Esta herramienta permite realizar fiscalizaciones de amplio alcance a partir de distintas fuentes de información que, en la gran mayoría de los casos, no requieren ningún tipo de información adicional de los contribuyentes.

Este resultado entusiasma a los inspectores de la AFIP que pese a los condicionamientos devenidos del aislamiento social pudieron continuar con los procedimientos de control. Para las autoridades de la AFIP el mecanismo pasó con “éxito” la prueba piloto, y ahora iniciarán distintas campañas de fiscalización electrónica en otros ítems. Fuentes del organismo adelantaron que a los inmuebles no declarados y subdeclarados en el exterior se le sumarán en el transcurso de las próximas semanas usuarios de facturas apócrifas y aquellos contribuyentes que omitieron declarar los depósitos en moneda extranjera, entre otras campañas de fiscalización.

Hay que recordar que en el caso de la fiscalización, cuando los contribuyentes rectifican su declaración e ingresan el monto adeudado el procedimiento se cierra. En caso contrario, quienes deciden solicitar una prórroga o realizar un descargo lo hacen de forma online sin necesidad de hacer un trámite presencial. En ese caso, si transcurridos los 15 días de recibida la notificación no rectifican o no contestan, la AFIP inicia el proceso de determinación de oficio, que consiste en la liquidación de deuda, multa e intereses. En esta instancia el contribuyente puede pagar y cerrar la fiscalización, o de lo contrario, la AFIP procede con la ejecución fiscal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario