AFIP quiere conocer nombres de dueños de sociedades

Economía

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció la puesta en marcha de un nuevo régimen informativo para las sociedades. Se focalizará en contribuyentes con "rentas pasivas" en el exterior.

En momentos en que el oficialismo planea con más cuidado aplicarle un nuevo impuesto a las manifestaciones de riqueza, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció la puesta en marcha de un nuevo régimen informativo para las sociedades, las que tendrán que detallar quiénes son los beneficiarios finales de las utilidades que generan. Especialmente la medida se focalizará en contribuyentes con “rentas pasivas” en el exterior, es decir ganancias obtenidas básicamente a partir de inversiones financieras, como depósitos a plazo fijo.

Más allá de que la medida perfecciona los regímenes vigentes en línea con disposiciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el organismo a cargo de Mercedes Marcó del Pont aprovecharía la oportunidad para generar datos más detallados sobre un grupo de contribuyentes que, en principio, demostrarían una alta capacidad contributiva, en momentos en el que fisco se encuentra ávido de nuevos recursos.

En otras palabras, si el kirchnerismo lograra hacer funcionar el Congreso en medio de aislamiento social por el coronavirus y aprobara el nuevo impuesto, con este nuevo régimen se piensa que la AFIP podría tener más fácilmente identificados a quienes se les podría cobrar.

Recientemente, la AFIP dejó trascender que, en el marco de la información que recibe por el acuerdo internacional de intercambio de datos de la OCDE, aparecieron unas 950 cuentas de argentinos en el exterior que no fueron declaradas en el blanqueo del 2016. Ese grupo de personas le habría ocultado al fisco u$s2.600 millones.

Según se informó oficialmente, el nuevo sistema informativo “tiene como objetivo identificar a las personas humanas que posean participaciones en sociedades, asociaciones civiles, fundaciones y fondos comunes de inversión”. Mediante la Resolución General 4697/2020 se reemplaza el actual sistema de información sobre participaciones societarias, el cual no requería a los contribuyentes la información referida a los “beneficiarios finales”. Ahora, los sujetos alcanzados deberán reportar la información sobre todas las personas humanas que posean capital o derechos de voto de una sociedad, persona jurídica u otra entidad contractual o estructura jurídica, o que por cualquier otro medio, ejerzan su control directo o indirecto.

Los datos sobre los beneficiarios finales deberán presentarse independientemente del porcentaje de participación que posean. “En los casos que no sea posible identificar a las personas humanas que revisten la condición de beneficiarios finales, los sujetos obligados deberán informar como beneficiario final al presidente, socio gerente, administrador o máxima autoridad de dicho sujeto”, advirtió la AFIP.

El organismo recaudador avanzará en la creación de un registro de entidades pasivas en el exterior, que estaba previsto cuando se aprobó el blanqueo de 2016. Allí deberán reportarse los contribuyentes que posean más del 50% de participación en sociedades de rentas pasivas del exterior de las cuales provengan más de la mitad de sus ingresos brutos. Este grupo de contribuyentes deberán informar sus inversiones del 2016, 2017, 2018 y 2019.

Para el tributarista Iván Sasovsky la norma actualiza un régimen de información en relación a los lineamientos internacionales dispuesto por la agenda BEPS (Erosión de Base Imponible y Traslado de Beneficios) de la OCDE. Pero la considera “sumamente inoportuna” porque según señala, se publica en momentos de cuarentena y parálisis de la economía. El especialista remarcó que “tanto profesionales como los propios empresarios o sujetos alcanzados estamos esperando una actitud proactiva y colaborativa del fisco, y no mayores obligaciones en estos momentos”. “Esta norma, en el contexto de la creación de nuevos impuestos a los patrimonios más importantes, sin dudas abona un debate ideologizado de la tributación actual y que innecesariamente se está instalando en nuestra sociedad”, advirtió el profesional.

Dejá tu comentario