Irán descubre 7.000 computadoras ilegales destinadas a minar criptomonedas

Economía

Pese a los apagones a nivel nacional, el minado se venía viendo beneficiado por la red eléctrica del país la cual está subvencionada por el Estado.

Según informaron medios estatales este martes, tras la mayor operación hasta la fecha contra las máquinas de energía que exacerbaron los cortes de electricidad en Irán, la policía iraní incautó siete mil computadoras de minería en una granja ilegal de criptomonedas.

Por su parte, el jefe de policía de Teherán, el general Hossein Rahimi, informó que los dispositivos electrónicos fueron descubiertos en una fábrica abandonada en el oeste de la capital.

Desde fines de mayo que Irán prohibió la minería de criptomonedas como el Bitcoin durante casi cuatro meses, como parte de sus esfuerzos para reducir la incidencia de apagones, al aludir el uso intensivo de energía que se necesita para el minado.

El Bitcoin y otras criptodivisas son creadas a través de un proceso conocido como minería, donde poderosas computadoras compiten entre sí para resolver problemas matemáticos complejos. El proceso requiere de mucha energía y, a menudo, depende de la electricidad generada por combustibles fósiles que abundan en Irán.

Según la firma de análisis de cadenas de bloques Elliptic, alrededor del 4,5% de toda la minería de bitcoins se realiza en el país de Oriente Medio, lo que le da cientos de millones de dólares en ingresos de criptomonedas que pueden usarse para disminuir el impacto de las sanciones de Estados Unidos.

La economía iraní se vio muy afectada desde 2018, cuando el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y seis potencias y volvió a imponer sanciones a la república islámica. Su sucesor, Joe Biden, y otras potencias globales están manteniendo conversaciones con Irán para reactivar el acuerdo.

Asimismo, Irán aceptó la minería de criptomonedas en los últimos años, ofreciendo energía barata y requiriendo que los mineros vendan sus bitcoins al banco central. Teherán permite que las criptomonedas extraídas en Irán se utilicen para pagar las importaciones de bienes autorizados.

La perspectiva de energía barata subvencionada atrajo más mineros, particularmente de China, a Irán. Generar la electricidad que utilizan requiere el equivalente a unos 10 millones de barriles de crudo al año, o el 4% de las exportaciones totales de petróleo iraní en 2020, según Elliptic.

Dejá tu comentario