2 de octubre 2008 - 00:00

Cristina mira al Sur (por Chávez)

Se diseñó en estricta reserva: esta noche, en Pilar, funcionarios y dirigentes de los partidos que gobiernan la Argentina, Brasil, Chile y Uruguay se reunirán para ensayar una vía de diálogo regular, ajena a lo institucional y de inocultable tono político.

Referentes del PT brasileño, el socialismo chileno, el Frente Amplio uruguayo y el peronismo frentista argentino montarán una mesa de debate y aproximación, entre ministros y dirigentes de esos partidos, todos a cargo -en algún caso en coalición- de los ejecutivos de sus países.

La experiencia remite a los encuentros bilaterales que, al inicio de la gestión de Néstor Kirchner, impulsó Alberto Fernández con el socialismo chileno. Ahora el mecanismo se trata de reactivar y la mesa se amplía: hace cuatripartita al sumar al FA y al PT.

Es obvio que en ese operativo de realineamientos, Cristina de Kirchner -que pasará a saludar esta noche a los visitantes- busca mostrarse con socios diferentes y menos polémicos, que el venezolano Hugo Chávez, usina del peor escándalo político de la etapa Kirchner. Por el bolivariano, la Presidente vuelve a mirar al Sur y reencontrarse, en el debate y la coincidencia política, con sus vecinos. El encanto del Caribe caótico parece evaporarse, Antonini Wilson de por medio, por los más previsibles actores del vecindario.

Por Brasil, Marco Aurelio García y Luiz Dulci, ministro secretario general de la Presidencia de Lula, los uruguayos José «Pepe» Mujica y Rafael Michelini, Osvaldo Andrada, ministro de Trabajo de Michelle Bachelet, compartirán rondas y debate con Carlos Zannini, Oscar Parrilli y Rafael Follonier, organizadores de la velada sureña.

Dejá tu comentario

Te puede interesar