10 de noviembre 2001 - 00:00

Descensos generalizados en los títulos públicos

La falta de acuerdo entre la Nación y los gobernadores justicialistas sobre los fondos a girar a las provincias continuó el viernes deteriorando el ánimo del mercado. Mientras, en los Estados Unidos Fernando de la Rúa intentaba conseguir el explícito apoyo de los inversores de Wall Street y del propio George Bush, los bonos cerraron con caídas de hasta 5%, elevando el riesgo país a 2.430 puntos. Bajo la misma tónica, la Bolsa perdió 2,5%, aunque con escaso volumen de negocios.

En la City la hipótesis que barajaban los operadores era que el desacuerdo entre el Ejecutivo y los mandatarios justicialistas dejó al Presidente con las manos vacías en el encuentro con su par estadounidense, por lo que lograr el apoyo internacional, y sobre todo el visto bueno para la fase externa del canje de deuda, se hará más dificultoso que bajo un escenario de tregua interna.

Entre los títulos públicos, el Global con vencimiento en el 2008 -el más representativo de la deuda argentina-se contrajo 5,3%, seguido por las otras dos series surgidas en el megacanje, el 2018 y 2031, que cedieron 1,2% y 0,6%, respectivamente. Por el lado de los Brady, el FRB bajó 3,4 por ciento, el Par cayó 1,5% y el Discount concluyó neutro.


En la Bolsa de Comercio las principales acciones bajaron 2,56%, llevando al índice Merval hasta los 228 puntos. El vo-lumen negociado totalizó los magros $ 10,3 millones y en las pizarras se contabilizaron 9 alzas, 25 papeles en descenso y 5 sin cambios. Entre los perdedores se destacaron Bansud (-7,44%), Acíndar (-5,26%) y Atanor (-5,08%).

En el segmento bancario el call interrumpió su racha descendente. Las tasas para préstamos entre entidades de primera línea se acordaron a 40% anual (anterior 27%), mientras que los bancos de menor rango se financiaron a 50 por ciento. La variante en dólares, a tres días de plazo por el fin de semana, cerró a 26% anual.


Asimismo, los bancos continuaron tentando a los ahorristas con elevados rendimientos en busca de recuperar los depósitos perdidos durante los últimos meses. Por certificados en pesos los grandes inversores accedieron a tasas de hasta 35% anual, frente a 13% que se pagó en promedio por los saldos inmovilizados en dólares. Quienes optaron por destinar sus fondos a caja de ahorro recibieron 4% anual.

En Wall Street los mercados finalizaron con moderadas alzas, en medio del clima más optimista que desató la reciente baja de tasas concretada tanto por la Reserva Federal estadounidense como por el Banco Central Europeo. El tradicional Dow Jones avanzó 0,21% y se ubicó nuevamente por encima del nivel previo a los atentados terroristas del 11 de setiembre. El NASDAQ, por su parte, anotó una leve alza de 0,04%, a la vez que el rendimiento de los bonos del Tesoro americano a 30 años permaneció a 4,87%.


En San Pablo el Bovespa ganó 1,41% empujado por el buen desempeño de los títulos de Petrobrás y Telecom. Entre las divisas, la moneda brasile-ña se devaluó frente al dólar que cerró a 2,53 reales.


Dejá tu comentario

Te puede interesar