6 de diciembre 2004 - 00:00

Deuda: apuran la elección de banco

Guillermo Nielsen
Guillermo Nielsen
En el Ministerio de Economía cruzan los dedos para tener confirmado esta semana el banco que actuará como agente del canje de deuda para salir del default.

El candidato más firme continúa siendo el Bank of New York (BoNY), ya que el resto de las entidades sondeadas ya habría desistido (aunque todavía aguardan la respuesta del JP Morgan).

El temor que tiene el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, es que, en caso de no sellarse un acuerdo esta semana, sea imposible cumplir con los plazos estipulados para el canje, que, según lo anunciado, debe arrancar el 17 de enero próximo. En ese sentido, varios funcionarios de Economía criticaron la decisión de Roberto Lavagna de estipular una nueva fecha para el inicio de la operación, ya que, en caso de precisarse más tiempo, habrá que pagar un alto costo político.

Mientras tanto, para calmar ansiedades, desde Economía salieron a explicar que ya está elegida la institución que actuará como fiduciaria de la operación: sería la inglesa Law Debenture. Esta tarea estaba destinada al BoNY que, al desistir inicialmente de participar en el canje, quedó vacante. Claro que se trata de un dato menor que de ninguna manera define la posibilidad de cumplir con los nuevos plazos.

•Resistencia

En el Palacio de Hacienda destacan que, si hasta ahora no se logró encontrar un banco que reemplace al New York, esto se debió a la resistencia a pagar más comisión y no caer en un «club de bancos» entre los que se encuentran varias entidades que participaron del endeudamiento durante los '90.

Aparte de la elección del banco, Lavagna también aguarda la firma por parte del presidente Néstor Kirchner del decreto que habilita el canje y la aprobación de esta operación por parte de la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC). Para mediados de mes debería-En el Ministerio de Economía cruzan los dedos para tener confirmado esta semana el banco que actuará como agente del canje de deuda para salir del default. El candidato más firme continúa siendo el Bank of New York (BoNY), ya que el resto de las entidades sondeadas ya habría desistido (aunque todavía aguardan la respuesta del JP Morgan).


El temor que tiene el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, es que, en caso de no sellarse un acuerdo esta semana, sea imposible cumplir con los plazos estipulados para el canje, que, según lo anunciado, debe arrancar el 17 de enero próximo. En ese sentido, varios funcionarios de Economía criticaron la decisión de Roberto Lavagna de estipular una nueva fecha para el inicio de la operación, ya que, en caso de precisarse más tiempo, habrá que pagar un alto costo político.

Mientras tanto, para calmar ansiedades, desde Economía salieron a explicar que ya está elegida la institución que actuará como fiduciaria de la operación: sería la inglesa
Law Debenture. Esta tarea estaba destinada al BoNY que, al desistir inicialmente llegar también el visto bueno de las autoridades regulatorias de Italia.

En la secretaría de Nielsen confiaban ayer en que esta semana se cerrará la contratación del banco porque «buena parte del trabajo previo está hecho, por lo que la entidad que acepte el canje tendrá más de media operación hecha», aseguró la fuente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar