Guzmán escaló el fondeo neto y cerró noviembre con $141.000 millones

Economía

Mientras negocia con el FMI, elevó el rollover mensual al 149%, el segundo nivel más alto del año. Busca cerrar 2021 con más de $600.000 M netos y acotar la emisión. Le pidió al BCRA otros $80.000 M el miércoles pasado, pero la asistencia monetaria de este mes por ahora es menor a la de octubre.

Martín Guzmán logró escalar en noviembre el financiamiento en el mercado. Tras colocar $206.954 millones el viernes a través de nueve instrumentos de deuda en pesos, ayer levantó otros $8.328 millones mediante las cuatro letras que estaban disponibles en la segunda vuelta de la licitación, de la que participaron los 13 bancos y sociedades de Bolsa que actúan como aspirantes a creadores de mercado. Así, tendrá que apelar a una mínima porción del colchón de financiamiento neto que había conseguido en las dos primeras subastas del mes para afrontar el pago de los cerca de $225.000 millones que vencen hoy.

Con todo, el Ministerio de Economía cierra noviembre con un endeudamiento extra en pesos de $141.074 millones, lo que implicó un ratio de renovación de los vencimientos del 149%. Se trata del segundo monto mensual más elevado del año, sólo por detrás de los $157.655 millones. Uno de los objetivos planteados por la Secretaría de Finanzas es escalar el fondeo neto en el mercado durante el último bimestre para acotar la asistencia del Banco Central al Tesoro, que se había acelerado en los últimos meses al calor de la gran concentración de vencimientos, la tensión financiera preelectoral y una mayor estacionalidad en el gasto público.

En ese marco, ayer el BCRA informó que el miércoles pasado el fisco le pidió $80.000 millones más en concepto de adelantos transitorios, lo que elevó la cuenta mensual a $130.000 millones. De esta forma, y pese al nuevo giro, la asistencia monetaria al Tesoro acumulaba menos de la mitad que en octubre, una reducción posibilitada por el mayor financiamiento neto. Sin embargo, aún resta conocer los datos oficiales de los últimos cuatro días hábiles del mes.

Con el cierre de noviembre, Economía elevó el financiamiento neto acumulado en lo que va de 2021 a $584.331 millones y la tasa de rollover anual al 119%. Como contó este diario, fuentes oficiales adelantaron que el objetivo actual es terminar el año con un fondeo neto superior a los $600.000 millones y un rollover cercano al 120%, que en ambos aspectos luce encaminado. Esto implicaría casi duplicar el endeudamiento extra conseguido en 2020.

Programa financiero

La que aparece como más lejana es la posibilidad de cumplir con la meta presupuestada para 2021 de financiar el déficit fiscal en un 60% con emisión monetaria y un 40% con nueva deuda en pesos. Una pauta que había fijado Guzmán bajo la premisa de que una mayor inyección de dinero en la economía podría sumar presiones adicionales sobre el dólar.

Según los últimos datos oficiales disponibles, la asistencia monetaria bruta acumulada en el año representa el 71% de las fuentes financieras del Tesoro y el fondeo del mercado, el 29%. Aunque los funcionarios remarcan que, si se netean los adelantos transitorios con la precancelación de $427.401 millones que se realizó con los derechos especiales de giro que envió el Fondo Monetario Internacional, el mix de financiamiento se ubica en torno al 64%-36%, respectivamente. Un movimiento que, según el grueso de los analistas, no tuvo impacto monetario concreto.

La mejora en el fondeo neto de noviembre conseguida por la secretaría que encabezan Rafael Brigo y Ramiro Tosi llega en momentos en que el Gobierno acelera la negociación con el staff del FMI. Justamente, la reducción de la emisión monetaria es una de las principales exigencias del Fondo. Y la composición del financiamiento del déficit y el sendero fiscal son dos de los puntos de tensión con el organismo (que reclama un ajuste más rápido) de cara al cierre del programa plurianual. En esos dos aspectos, Guzmán dio algunas señales recientemente: además de escalar sus colocaciones de deuda, el viernes pasado redujo su proyección de déficit primario para 2021 al 3,5% del PBI (un punto por debajo de lo presupuestado inicialmente) al anunciar una ampliación del gasto para lo que resta del año.

En el último mes de 2021 los vencimientos de deuda en pesos totalizan casi $300.000 millones, en su mayoría concentrados a fin de año. Para intentar renovarlos y conseguir fondeo adicional, Finanzas ya programó dos licitaciones que se realizarán el 13 y el 29 de diciembre.

Dejá tu comentario