Dólar: el MEP superó al liqui y el blue se mantiene en los $131

Economía

En la Bolsa continúan con muy bajo volumen de operaciones debido a la falta de instrumentos. Las cotizaciones del BCRA continúan subiendo de a decimales.

Producto de la falta de referencias exactas en el mercado, debido a que los bonos que más se utilizarán para la dolarización financiera aún se encuentran en parking, las pizarras de divisas cerraron con una rareza: el dólar MEP finalizó por encima del contado con liquidación (CCL). El primero subió 3,1% y se situó en $123,41, mientras que el segundo tan solo avanzó 0,6%, para cerrar en $120,91.

“El MEP y el CCL siguen sin referencia hasta el lunes, cuando comenzarán a operar todas las plazas y se podrá hacer cambio nuevamente con bonos. Mientras tanto, dependiendo del instrumento que se utilice, el resultado será distinto”, sintetizó Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil.

Por su parte, el dólar informal o blue sigue estacionado en $131 desde el viernes de la semana pasada.

En el mercado formal, el Banco Central continúa administrando una depreciación homeopática del tipo de cambio: el minorista subió dos centavos y terminó en $79,07, mientras que su contrapartida, el dólar home banking (más el 30% de impuesto PAIS), avanzó también dos centavos y llegó a los $102,79.

En tanto, el mayorista avanzó 7 centavos, para cerrar en $74,84, achicando la brecha con el blue al 75,04%.

Las reservas brutas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) terminaron la rueda de ayer en u$s42.550 millones, es decir, unos u$s19 millones menos que los que había el miércoles. Si se compara con el volumen de reservas que había a principios de mes, el retroceso es de u$s293 millones.

No obstante, la autoridad monetaria vio reforzado su poder para intervenir en el mercado de dólares semiparalelos, dado que canjeó sus bonos precanje por títulos más líquidos (como el AL30). Hay rumores, alentados por el propio Gobierno, que anticipan que el BCRA podría hacer uso de este “poder de fuego” si es necesario acotar la brecha entre el oficial y el contador con liquidación o el MEP.

Durante la jornada de ayer, el Banco Central anunció que se habilita a los bancos a tomar plazos fijos que se ajusten por la depreciación del tipo de cambio (mecanismo conocido como dólar linked) para luego prefinanciar exportaciones. De esta forma, el Banco Central busca que los ahorros se canalicen a través de instrumentos en pesos y no presionen a la divisa norteamericana.

“Puede funcionar esta idea, siempre y cuando la expectativa que hay no sea la de un desdoblamiento formal del tipo de cambio, que es lo que está golpeando ahora un poco a los fondos dólar linked y lo que reflejan las tasas implícitas en los contratos de dólar futuro afuera versus las tasas de Rofex (mercado principal del dólar futuro en el ámbito doméstico)”, indicó el director del Estudio EcoGo, Federico Furiase.

“La normativa abriría un canal para que la Secretaría de Finanzas coloque dólar linked a los bancos luego del aumento en el límite de la tenencia de títulos del Tesoro, potenciando el financiamiento en pesos y moderando la expectativa de emisión monetaria”, indicó el economista.

En cuanto a la decisión del Central, el economista Fernando Marull, socio de FMyA, sostuvo: “Es interesante la posibilidad, porque da una cobertura ante un salto del dólar. No obstante, yo no entraría en un plazo fijo dólar linked, porque el MEP está bajo y después porque el dólar linked está atado al oficial y si hay un desdoblamiento uno no sabe cuál puede ser el valor que se le asigne al dólar oficial”.

Juan Pablo Álvarez

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario