7 de septiembre 2023 - 21:12

Efecto brecha: estiman que la paridad de los bonos en pesos es 50% y prevén retornos atractivos

Así lo estima un trabajo de Adcap Grupo Financiero, que plantea que ante un nuevo salto del tipo de cambio en diciembre hay instrumentos de los que ofrece el Tesoro que pueden dejar rentabilidad de entre el 60% y el 80%.

Ministerio de Economía

Ministerio de Economía

Ignacio Petunchi

El mercado estima que las paridades de los bonos en pesos que emite el Estado están al 50% cuando se las mide a valor dólar y que por ello ofrecen buenas tasas de retorno a los inversores, teniendo en cuenta el escenario macro de principios de 2024. El cálculo fue hecho por Javier Casabal, economista de Adcap Grupo Financiero, quien en un reporte sostiene que “los bonos soberanos en pesos son los activos más baratos y con mayor rentabilidad esperada”.

Casabal plantea que si se aplica a los precios de los instrumentos financieros en moneda nacional que emite el Tesoro el efecto de la brecha cambiaria, estos en rigor estarían valiendo la mitad. El economista señaló a Ámbito que “es como aplicarle el riesgo país a los bonos en pesos” ya que es el mismo emisor, es decir, el Estado argentino. En el caso de los Globales cotizan a un 30% de su valor nominal. El informe parte del supuesto de que el actual precio del dólar en los mercados financieros está sobrevaluado (overshooting) y que el perfil de todos los candidatos con chances de llegar a la presidencia indica que van a hacer una corrección del déficit fiscal en el primer año del próximo gobierno, por lo que podría revertirse.

En ese contexto, el analista plantea que en lo que resta del año el Ministerio de Economía tiene altas posibilidades de mantener los altos niveles de financiamiento neto que viene mostrando en los últimos llamados. “Las licitaciones de pesos salen bien sí o sí”, explica Casabal. Considera que, hasta ahora, cuando alguno de los llamados no resultó bien “corrigieron al siguiente”. El economista de Adcap explicó también que en los últimos llamados “se está notando una mayor participación de Fondos Comunes de Inversión (FCI), lo que es más saludable”. Por ende, habría menor proporción de organismos públicos o de bancos buscando bonos más largos que sirven para constituir encajes.

Dado que se podría decir que los bonos a paridad “brecha” están baratos, el analista estimó que para un perfil inversor agresivo, posicionarse en bonos duales, que ajustan por dólar oficial y por inflación, podría dejar tasas de retorno de entre el 60% y el 80% para abril de 2024. Evidentemente, todo esto tiene que ver con el escenario político que quedó abierto luego de las primarias de agosto.

El “cisne negro” de que el líder de la Libertad Avanza, Javier Milei, resultara el candidato más votado provocó cierta ansiedad entre los operadores que se ve reflejada en la demanda de instrumentos de cobertura. El mercado trata ahora de anticipar cuándo y por cuánto puede ser el próximo salto del tipo de cambio, tras la devaluación del 14 de agosto del 22%. En función de eso, la clave pasa por determinar cuál bono podría capturar mejor esos cambios.

El informe prevé cuatro escenarios de devaluación para diciembre. Uno del 25% con baja confianza del mercado y con un pase a precios del 93% en tres meses y otro de mediana confianza, con una devaluación del 50% y moderado pass through del 64%, en el mismo plazo. Sobre este último escenario plantea una variante de alta confianza y reducción de la brecha rápidamente en abril de 2024, y finalmente, un cuarto escenario de salto del 100% de bajo pass trhough del 56% en un trimestre y una reducción rápida de la brecha.

Para todos los casos, el reporte plantea que los Boncer T2X4 (julio 2024) son los instrumentos financieros que mejor podrán captar la inflación que se genere en ese período, que podría generar retornos del 78%.

Al gobierno le quedan por delante seis licitaciones de deuda, antes del 10 de diciembre, cuando podría haber un nuevo equipo económico en el edificio de la calle Hipólito Yrigoyen. Hasta ese momento, tendrá que conseguir por lo menos $3,6 billones para hacer frente a vencimientos por $4 billones. Unos $460.000 millones ya consiguió en un llamado fuera de cronograma el pasado 1° de septiembre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar