El canje tuvo adhesión del 93,5% y se reestructura el 99% de la deuda

Economía

Martín Guzmán señaló que la oferta a los acreedores privados tuvo una "aceptación masiva" y se activaron las cláusulas de acción colectivas. Además, se refirió a las negociaciones con el FMI.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán anunciaron ayer que el canje de deuda alcanzó un nivel de adhesión de 93,5%, lo que se eleva al 99% del total de los bonos elegibles por las cláusulas de acción colectivas.

Luego de ser presentado por el Presidente, fue Guzmán el encargado de brindar los detalles de la reestructuración y señaló que “la oferta a los acreedores privados tuvo una aceptación masiva”. Como resultado de esa negociación “el 99% de deuda bajo ley extranjera ya ha quedado reestructurada, eso se condice con una adhesión total al canje de 93,5% que por obra de las Cláusulas de Acción colectiva (CAC) eleva el porcentaje reestructurado al 99 %”.

“Esto pone a Argentina en una situación mucho más sana y sólida que la que se enfrentaba en diciembre 2019 “, agregó el funcionario durante la presentación en la Casa Rosada.

El proceso de reestructuración de deuda demandó algo más de ocho meses, luego de que el 21 de enero pasado el Gobierno anunciara su intención negociar un canje de títulos. La primera propuesta presentada a los acreedores fue realizada a mediados de abril, y tras dos enmiendas, finalmente el acuerdo fue alcanzado el 4 de agosto.

Guzmán precisó que partir de este acuerdo, el país tendrá un alivio de la deuda en la próxima década de u$s37.700 millones y la tasa de interés promedio baja del 7% al 3,07%, permitiendo además un alivio mayor en los primeros 5 a 10 años. Adelantó, también, que el 15 de septiembre enviará al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto, en el que se apuesta por “un déficit fiscal primario de alrededor de 4,5% del PBI”, contra el 8% con el que cerrará este año.

“Ya hemos iniciado las conversaciones formales con el FMI. La razón de esto es que a partir de 2018 Argentina tomó u$s45.000 millones de deuda bajo la premisa de que eso iba a restaurar la confianza en los mercados, algo que no sucedió”, señaló el ministro, quien subrayó que el eventual nuevo acuerdo con el Fondo se hará “de frente a la sociedad, no a las espaldas”. “De hecho, la intención del Gobierno nacional es enviar el acuerdo al que se llegue con el FMI al Congreso para su aprobación, que es algo que no se ha hecho nunca y está totalmente alineado con la idea de cuidar a la Argentina y de ir generando condiciones al país para inmunizar al país de los problemas de endeudamiento insostenible”, subrayó.

En ese contexto, Guzmán reconoció que el diálogo con el Fondo recién empezó y señaló que “va a ser difícil que esté antes de marzo de 2021”. “Así que lo que buscamos es tener un nuevo acuerdo que nos dé el financiamiento justamente para pagarle al mismo Fondo”, remató.

Diferencias

Al cerrar con éxito la oferta por reestructuración de la deuda de u$s63.500 millones, no quedaron holdouts, que puedan buscar una oferta mejor a través de los tribunales de Nueva York para pedir el 100% del valor de la deuda como sucedió en 2005. En aquel momento, los bonos a canjear no tenían CAC y alrededor del 24% del total de los acreedores permanecieron como holdouts a la espera de alguna oferta mejorada que no llegó y en un número importante decidieron ingresar luego en la reapertura del 2010. Con ese canje, Argentina completó un 93% de adhesión de la operación realizada en el 2005, Y el otro 7% recurrió al juez Thomas Griesa para cobrar acreencias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario