10 de enero 2002 - 00:00

El mercado dio un susto al final

El mercado dio un susto al final
Apuntaba a ser un muy buen día. Pero terminó mal. Para las once de la mañana, el mercado vivía su mejor momento con el Dow ganando 1,18%, y el NASDAQ que subía 2,09%. De ahí hasta cerca de las dos de la tarde poco fue lo que cambió. El mercado seguía concentrado en la serie de comentarios y números favorables que había emitido poco antes de la apertura una serie de empresas, especialmente en el sector tecnológico. Apenas las petroleras mostraban alguna señal de debilidad, y la merma que experimentaban los bonos del Tesoro servía para alimentar el apetito por las acciones. De a poco, las empresas de telecomunicaciones y las minoristas se sumaron a las bajas, y la que prometía ser una de las mejores ruedas en lo que va de este corto año pasó a ser la peor de todas, especialmente cuando, sin ningún motivo aparente, en la última media hora de operaciones, los índices se desplomaron casi de manera vertical. Rumores hubo muchos: las calificadoras, a punto de bajar el rating del sector bancario nipón, un avión derribado en Afganistán, un inminente ataque sobre Irak, la Fed, a punto de sugerir que el mercado se ha adelantado demasiado con la recuperación de la economía. Ninguno fue confirmado, y si bien la baja de 0,56% que experimentó el Dow al cerrar en 10.094,09 puntos o 0,53% perdido por el NASDAQ pueden parecer poco desde lo porcentual, alcanzaron para marcar la mayor caída intradiaria en casi un mes. Lo que los números no reflejan es la desazón de los inversores, que teniendo casi todo lo necesario para una rueda alcista, terminaron viendo lo peor del mercado. Hay quien intentó explicarlo todo con que se subió demasiado rápido en demasiado poco tiempo. Pero esto no explica por qué se volvió a buscar refugio en los bonos del Tesoro, donde la tasa de 10 años cayó a 5.057% ni por qué el yen alcanzó el mínimo de los últimos tres años o por qué el euro sigue perdiendo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar