Soledad Manin: "Los hogares y los pequeños comercios e industrias no van a tener impacto en su factura de electricidad"

Economía

La interventora traza un diagnóstico de un sector considerado estratégico para el crecimiento y explica en detalle las medidas adoptadas durante el año en curso.

El Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) aplicó este martes la actualización del cuadro tarifario para las distribuidoras de energía eléctrica del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Edenor y Edesur, que representa un aumento de 24% en las tarifas para 2.000 grandes usuarios, pero no modifica el actual cuadro tarifario de hogares y comercios.

La actualización se hizo a través de las resoluciones 262/2021 y 263/2021 publicadas en el Boletín Oficial, por las que también instruyó a las distribuidoras a incorporar en la factura el monto subsidiado por el Estado Nacional. Se trata de lo establecido en la resolución 748/2021 del 3 de agosto último, por la cual la Secretaría de Energía aprobó la última reprogramación trimestral de los precios de la energía para el MEM a nivel nacional.

Ahora, el ENRE estableció los cargos que deberán implementar, en sus respectivas áreas, las concesionarias del servicio público de distribución de energía eléctrica Edenor y Edesur a las personas usuarias residenciales, no residenciales y grandes usuarios. Soledad Manin es la interventora del ENRE. Entrevistada por Ámbito, traza un diagnóstico de un sector considerado estratégico para el crecimiento y explica en detalle las medidas adoptadas durante el año en curso.

P.: ¿Cuáles son los elementos que se tomaron en cuenta para llevar a cabo el incremento?

S.M.: Lo primero, queremos llevar tranquilidad a los hogares y a los pequeños comercios, que no van a tener un impacto en su factura de energía eléctrica. Lo que se hizo fue aplicar una actualización de los valores de la reprogramación trimestral de los precios de la energía para el Mercado Eléctrico Mayorista a nivel nacional que estableció la resolución de la SE 748/2021.

P.: ¿Por qué se tomó la decisión de modificar lo que pagan las empresas por la energía a comienzos de año?

S.M.: Con las resoluciones 262 y 263 del 2021, desde nuestra entidad se ha aplicado una continuidad en la política energética, es decir que venimos llevando adelante desde la Secretaría de Energía de la Nación una misma concepción en relación a los costos de la energía que afrontaban los GUDI (Grandes Usuarios de Distribuidoras). En febrero de este año se decidió equiparar la tarifa que iban a afrontar los GUDIS con la pagaban los GUMEs y GUMAs (Grandes Usuarios del Mercado), que abonaban el costo monómico de mercado y que se ajusta mensualmente. En este sentido, los GUDIS y los GUMEs/GUMAs son usuarios de similar magnitud, que por razones de superposición reglamentaria habían quedado favorecidos, en relación a sus competidores, afrontando tarifas establecidas para las distribuidoras que contienen subsidios, en contraposición al valor monómico que refleja el costo de la energía sin subsidios.

P.: Esa actualización derivó en los incrementos que se conocieron en las últimas horas…

S.M.: Si, en esta ocasión correspondía establecer nuevamente el PEST (Precio Estacional) que pagan las Distribuidoras, así como sus cuadros tarifarios. Es importante reiterar que para las personas usuarias residenciales y generales, no hubo modificación alguna esto en virtud de la decisión realizada por el Estado Nacional para acompañar a la recuperación económica y productiva. En este sentido, y continuando con la política iniciada en febrero se estableció una tarifa en línea con el valor monomico de la energía, para que estos usuarios afronten un costo de Energía sin Subsidio. Es importante recordar que en el área de concesión de EDESUR y EDENOR se registran 11.500 GUDIs y dentro de estos se registran desde automotrices, grandes plantas industriales a grandes complejos comerciales.

P.: Se habla muchas veces de llevar adelante una política de segmentación tarifaria…

S.M.: Si bien en este caso no hablamos de una política de esa naturaleza, de todas formas estimamos que respeta cierta filosofía relacionada con ello, ya que habrá un ahorro de unos $1200 millones por mes, es decir, para el trimestre de programación un total de $3600 millones. Ahora bien, esto es una continuidad de lo determinado en la Res. SE 204/2021, es decir que si se contempla el total desde dicha Resolución a comienzos de este año, el ahorro ronda los $3.700 millones por mes lo que representa $31.000 millones anuales.

Temas

Dejá tu comentario