EEUU: los empresarios rebajan al 56% las probabilidades de recesión en 2023

Economía

Según un informe de la Asociación Nacional de Economía Empresarial de EEUU, las expectativas de recesión en Estados Unidos cayeron a un 56% desde una posibilidad de casi dos tercios.

La probabilidad de que Estados Unidos esté en recesión o caiga este año descendió en los últimos tres meses al 56% desde una posibilidad de casi dos tercios, según una encuesta sobre las condiciones empresariales publicada este lunes.

Aproximadamente el 53% de los encuestados por la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por sus siglas en inglés) afirmó tener una expectativa superior a la media de que Estados Unidos entre en recesión en los próximos 12 meses, mientras que el 3% indicó que pensaba que el país ya estaba en una.

En la encuesta anterior de la NABE, publicada en octubre, el 64% de los encuestados indicaron que la economía estadounidense o bien ya estaba en recesión o tenía una probabilidad más que igual de entrar en una en los próximos 12 meses.

Un total de 60 miembros de la NABE que trabajan para empresas del sector privado o asociaciones sectoriales respondieron a la última encuesta, realizada del 4 al 11 de enero.

La encuesta también mostró que los consultados esperan que la inflación disminuya en sus empresas e industrias, con un indicador prospectivo de los precios cobrados cayendo 10 puntos porcentuales desde la última encuesta a la lectura más baja desde octubre de 2020.

Se prevé que la Reserva Federal suba las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual en su reunión de política monetaria del 31 de enero al 1 de febrero, a medida que se acerca a un punto muerto en su ciclo de subidas, ahora que la alta inflación está en declive.

El banco central estadounidense subió las tasas el año pasado al ritmo más rápido desde principios de los años ochenta, en un intento por aplacar la inflación, que se situaba en máximos de 40 años. La inflación, según la medida que prefiere la Reserva Federal, sigue siendo casi tres veces superior al objetivo del 2% fijado por el banco central.

Los últimos datos económicos muestran que la inflación sigue disminuyendo y que los precios al consumo y al productor, los beneficios y los salarios crecen a un ritmo más lento, lo que hace albergar esperanzas de que la inflación pueda controlarse sin provocar una recesión.

Dejá tu comentario