Las vacantes de empleos en los EEUU registran la primera caída en el año

Economía

La encuesta de vacantes y rotación laboral arrojó un total de 10,4 millones de vacantes en julio, con una caída de 700.000 puestos respecto de los 11,1 millones de julio.

El número de empleos sin ocupar en los Estados Unidos alcanzó 10,4 millones de vacantes durante agosto, según indicó hoy el Departamento del Trabajo en Washington, representando la primera contracción en el año.

La encuesta de vacantes y rotación laboral (conocida como JOLTS, por sus siglas en inglés) arrojó un total de 10,4 millones de vacantes en julio, con una caída de 700.000 puestos respecto de los 11,1 millones de julio (revisados al alza), cuando alcanzó un récord histórico.

La cifra no cumplió con las expectativas, ya que de acuerdo con un grupo de economistas encuestados por la agencia Bloomberg, se esperaba un total de 11 millones.

El rebrote por la variante Delta y el consecuente aumento de casos de coronavirus durante dicho mes, es un factor que impulsó a la baja a la demanda de empleo.

En tanto, la tasa de renuncia voluntaria a los empleos alcanzó un récord (desde diciembre de 2000) de 2,9% respecto del empleo total, impulsada por las mismas vacantes que, en algunos casos, ofrecen incentivos y mayores salarios.

La gran cantidad de vacantes refleja un desajuste entre la demanda y la oferta de empleo, con la presencia de 1,2 vacantes por cada desempleado.

Muchos sectores, desde la industria manufacturera a los restaurantes, están ávidos por conseguir trabajadores, mientras que el temor por el virus, el ahorro y la falta de retorno completo a las clases escolares presenciales, invitan a estos a quedarse en sus hogares, según señala la agencia Bloomberg.

Pese a que los casos de Covid cayeron en los Estados Unidos, la participación laboral continua en los mismos niveles en los últimos meses y, de hecho, en septiembre menos personas buscaron un empleo.

La mayor declinación en las vacantes se registró en los sectores de acomodación y servicios alimenticios; y la educación estatal y local.

Las contrataciones cayeron a 6,3 millones aunque también se registró una baja en los despidos.

El índice JOLTS (junto con los reportes mensuales de empleo) es seguido de cerca por la Reserva Federal (FED) a la hora de determinar cuando dar marcha atrás con las políticas de estimulo fijadas por la pandemia: la misma entidad monetaria señaló que no aumentará las tasas de interés hasta que el mercado laboral se recupere.

Dejá tu comentario