9 de diciembre 2004 - 00:00

Faltan insumos, y el motor ratea

Faltan insumos, y el motor ratea
Fue oportuna la pausa, tras una rueda de claro perfil desinteresado por parte de la demanda. La rueda del martes dejó la doble sensación contraria de: hacerse muy poco. Y lo poco, hacerse hacia abajo.

Aquello que vio decaer el Merval con 1,54%, cobijado apenas por unos $ 37 millones de efectivo. Estas dos fechas para liquidar el período no prometen lindeces, acaso la prosecución de un motor rateando y que boquea por la escasez del vital insumo.

Una ausencia preocupante de órdenes tomadoras, la caída en un nuevo pozo de aire, todos los síntomas claros de la debilidad de un mercado.

Esperando definiciones globales y que darán sus señales a las inversiones, visto también el nuevo escenario interno donde los tironeos salariales se conectan unos a otros y no con escasas pretensiones. Un dilema más para resolver el ingreso a una inversión de todo riesgo y donde los activos están directamente representando a empresas que deben procurarse resultados sostenibles.

•Perfil bajo

La plaza local se desliza, como sigilosa, queriendo asar por la transición y hasta develar incertidumbres. No parece existir prisa por la salida, pero el ingreso está seriamente raleado ya.

No se advierten tomas de posiciones serias y continuadas, camino quizás a un remate de ejercicio 2004 que no desagie mucho lo anterior.

Dejá tu comentario

Te puede interesar