Héctor Torres, ex representante de la Argentina ante el FMI: "Veo el acuerdo muy trabado"

Economía

"Hay temas técnicos en los cuáles no hay acuerdo", dijo el economista. Afirmó que el FMI no pide una devaluación.

El economista Héctor Torres, ex representante de la Argentina ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuestionó la negociación que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que el acuerdo está "muy trabado" y afirmó que el organismo "no está pidiendo una devaluación" sino un plan.

“Veo el acuerdo muy trabado, porque me doy cuenta de que hay temas técnicos en los cuáles no hay acuerdo”, señaló Torres. El experto señaló que el ministro de Economía “habla de problemas geopolíticos” en lugar de focalizarse en los pedidos de orden técnicos requeridos para llegar al acuerdo.

“Guzmán está hablando de la palabra geopolítica porque no sabe lo que quiere decir. Guzmán es un economista, no sé si entiende de política exterior. Pero nuestra política exterior es errática y estamos haciendo bastantes papelones, no está muy bien calibrada para este momento”, disparó Torres en una entrevista con Radio Del Plata.

“Sé que el FMI no está pidiendo una devaluación, un salto devaluatorio. Ese es un punto muy importante, muy positivo. Pero sí pide una hoja de ruta que lleve a una unificación cambiaria, aunque no sea inmediata” (Héctor Torres)

Los problemas técnicos, en la visión del analista, surgen “porque no presentamos un programa o bien el programa que presentamos no es lo suficientemente sólido como para convencer al staff”, agregó. En ese punto, especificó que el Fondo y el Gobierno argentino tienen diferencias sobre la capacidad del país de aumentar las reservas del Banco Central.

En contrario a lo que se advierte desde muchos sectores del oficialismo, Torres afirmó que el FMI no va pedir un salto brusco en el tipo de cambio: “Sé que el FMI no está pidiendo una devaluación, un salto devaluatorio. Ese es un punto muy importante, muy positivo. Pero sí pide una hoja de ruta que lleve a una unificación cambiaria, aunque no sea inmediata”.

“El FMI pide un programa económico. Somos nosotros los que nos soltamos solos si no tenemos un programa económico. Hace falta confianza, y sin un programa económico no lo vas a conseguir. Si hay confianza, los productores, las empresas, ese aumento de la demanda ofrece una oportunidad de aumentar la oferta”, agregó.

Torres agregó: “El gran agujero fiscal de la Argentina sale de todas las obligaciones que toma la Anses. Y la única forma de financiarla es generando empleo privado formal. Sin eso, no vas a salir nunca del déficit fiscal”.

Tensar demasiado la cuerda para no llegar a cerrar un nuevo programa que reemplace al stand by firmado por Mauricio Macri en 2018 tampoco parece un camino, en la visión de Torres. “Prefiero no imaginarme que no acordaremos con el Fondo”, señaló el economista.

“Si no acordamos con el FMI, en el organismo se gatillará una política de ‘compartir las cargas’. Los países que le prestan al Fondo van a cobrar menos intereses, y los que toman plata van a tener que pagar menos intereses. Significa que tendremos a todo el mundo en contra. Y somos el mejor candidato para que se enojen, porque somos defaulteadores seriales”, explicó.

Entre otras consecuencias, no acordar implicaría que “se nos caerían los créditos comerciales, del BID, en el comercio exterior se caen los créditos. Las importaciones tendrían que pagarse al contado y los exportadores no tendrán prefinanciación”. Si no hay una definición en marzo, la Argentina tampoco podrá pagarle al Club de París.

También habló de otros efectos más graves sobre la economía real que tendría un eventual default con el FMI: “Habría un salto devaluatorio e inflacionario. Más pobreza, más desempleo, menos producción. Una corrida contra los depósitos en dólares no me parecería nada extraño”, sentenció.

Por último, Torres también dejó una análisis muy negativo sobre el manejo de la relación con el FMI que tuvo la administración de Cambiemos: “Soy muy crítico del acuerdo del 2018. (Mauricio) Macri logró, a través del apoyo de (Donald) Trump, que el Fondo hiciera lo que él quería”, aseguró.

Dejá tu comentario