Alianza entre Shell y TGS para construir una planta de gas en Vaca Muerta

Economía

Transportadora de Gas del Sur proveerá servicios midstream de filtrado, deshidratación, regulación y medición de gas en el bloque Bajada de Añelo.

Vaca Muerta sigue atrayendo el interés de los grandes jugadores del mercado energético mundial, pese a las dificultades que atraviesa el sector por la pandemia, que afectó el consumo global de energía. En este marco, la filial argentina de la petrolera anglo-holandesa Shell anunció ayer un acuerdo con Transportadora de Gas del Sur (TGS) para la construcción de una nueva planta de tratamiento de gas, en el bloque de Bajada de Añelo.

El contrato regirá por un plazo mínimo de dos años y consiste en la provisión de servicios midstream de deshidratación, filtrado, regulación y medición de gas con una capacidad de hasta 1 millón de metros cúbicos por día, según precisaron las empresas.

De esta forma, Shell delega en TGS los servicios de midstream (transporte) para concentrarse en la perforación, completación y testeo de pozos con la finalidad de obtener datos de reservorio que le permitan optimizar su proyecto de desarrollo del bloque que opera junto a YPF como socia.

Además, las empresas destacaron que hacia fin de año prevén firmar un acuerdo para inyectar la producción en el gasoducto Vaca Muerta Norte, que será acondicionada en la planta Tratayén. En diciembre de 2019 TGS finalizó esta obra en un tiempo récord de 15 meses y se consolidó como el primer midstreamer de Vaca Muerta.

De esa forma, Shell se convertirá en la octava empresa conectada al sistema de gasoductos Vaca Muerta de TGS, sumándose a Pluspetrol, Pampa Energía, ExxonMobil, GyP, Total Austral, Tecpetrol e YPF.

El gasoducto tiene 150 kilómetros, atraviesa 30 áreas productivas de la formación Vaca Muerta, y “permitirá el transporte de hasta 60 MMm3/d, que serán acondicionados en la planta construida en Tratayén, previo a inyectarlo a los sistemas de transporte regulados”, informó la TGS en su momento.

En la actualidad, Pluspetrol e YPF (área La Calera), Pampa Energía (área El Mangrullo), Total, Shell y GyP (área Rincón la Ceniza) y Tecpetrol (área Fortín de Piedra) están inyectando gas al sistema de captación de TGS.

El acuerdo anunciado ayer también incluye la transmisión de datos operativos del volumen de gas que ingrese al sistema de Gasoductos Vaca Muerta de TGS, que se realizará a través de la red de fibra óptica que Telcosur, unidad de negocios de telecomunicaciones de TGS, instaló en Vaca Muerta y que dispone de capacidad y capilaridad suficiente para brindar servicios de telecomunicaciones a toda la región.

Sean Rooney, presidente de Shell Argentina confirmó al sitio especializado Econojournal la firma de un acuerdo por u$s7 millones para la planta de procesamiento. Además, el ejecutivo sostuvo en un comunicado referido al acuerdo para acercar el midstream a la boca de pozo: “Este acuerdo tiene el potencial de ser un modelo para toda la industria y un primer paso de muchas otras oportunidades de cooperación entre ambas empresas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario