Ingresan más dólares pero van a cajas de seguridad

Economía

La crisis financiera de Wall Street sigue contagiando temor a los depositantes argentinos en el exterior. Por eso se incrementó ayer el ingreso de dólares al país. Para eludir controles se llegan a pagar comisiones de entre 2% y 2,5% para repatriar los fondos. Pero no es para alegrarse: casi todo el dinero va directamente a cajas de seguridad. Así, el "colchón" vuelve a ganarles a los bancos. Mientras tanto, los ahorristas siguieron demandando dólares en el mercado, que cerró ayer a $ 3,15.

Aumentó la demanda de dólares de empresas, públicoy grandes inversores. Ellos siguieron la tendencia mundial que hizo que se fortaleciera la divisa de Estados Unidos frente al euro al negociarse a 1,4013 dólar.

En Buenos Aires, la divisa subió un centavo en las casas de cambio a $ 3,15 para la venta, mientras el euro bajó a $ 4,46.

En el Forex-MAE, la plaza mayorista más importante, se negociaron u$s 516 millones. Es el monto más elevado del último tiempo.

  • Oscilaciones

    Allí el dólar abrió a $ 3,1370, pero enseguida subió a $ 3,1410 para después decaer y terminar el día a $ 3,1350. Estas oscilaciones no fueron por operaciones de mercado, sino porque el Banco Central intervino para moderar la suba. La mesa de dinero de la autoridad monetaria compró y vendió dólares contado a lo largo del día. En el balance final, fue más lo que vendió que lo que compró, por lo que le quedó un saldo negativo de casi u$s 40 millones.

    Si se mira sólo el mercado spot (contado) la intervención fue mínima para un día de tantos nervios. Pero esto es la punta del iceberg. En el OCTMAE, el mercado de futuros, el Banco Central vendió más de u$s 300 millones en todos los fines de mes.

    De esta manera, logró que todos los precios se moderen. Fin de octubre se negoció a $ 3,1353 (-0,35%). Y esto es lo insólito, el dólar a fin de mes vale tanto como el dólar del primer día de octubre. Para fin de noviembre se operó a $ 3,1455 (-0,46%) y para fin de año a $ 3,1609 (-0,44%).

    La cobertura del ahorrista en dólares es importante. Los montos de negocios en el MEC, el mercado de los corredores de cambio, es un buen indicio. Hace tiempo que el movimiento no baja de los u$s 200 millones diarios.

    Antes de la crisis del campo operaba alrededor de u$s 150 millones.

    Pero no sólo las casas de cambio tienen más clientes que lo habitual. Los «arbolitos» que venden el dólar «blue» (elegante manera de denominar al «negro»), sin pedir datos ni documentos de identidad, fueron muy buscados. Ellos vendían el dólar a $ 3,18. Los personajes se paran en las principales calles de la City o en galerías y llevan al cliente hasta las «cuevas», donde pueden comprar dólares sin que la AFIP se entere.

    El otro dólar marginal, el llamado contado con liquidación, que es para sacar divisas del país a través de bonos argentinos en dólares, se operó muy tranquilo a $ 3,16. Esto indica que no hay salida de dólares o que los ingresos de divisas igualan a los de salida. Hay muchos ahorristas trayendo sus dólares del exterior porque temen a la crisis bancaria de Estados Unidos (pero a cajas de seguridad).

    La demanda de dólares nació con la crisis del campo, luego tuvo un lapso de tranquilidad, y renació cuando se anunció que no se iba a modificar el INDEC. Se volvió a debilitar y renació con la crisis de los bancos norteamericanos. Para hoy el mercado sigue comprador. Después de hora predominó el ingreso de órdenes de compra.
  • Dejá tu comentario