13 de diciembre 2004 - 00:00

Kirchner viaja a Ouro Preto tras tregua por importaciones

Néstor Kirchner
Néstor Kirchner
Los negociadores de la Argentina y Brasil habrían llegado este fin de semana a un acuerdo temporal para que la próxima cumbre de Ouro Preto, que comenzará este miércoles en esa histórica ciudad brasileña, pueda concretarse con normalidad.

Los dos países dejarán para más adelante la discusión sobre la necesidad de aplicar trabas automáticas para las importaciones desde un país vecino (en realidad desde la Argentina contra Brasil) cuando el ingreso de algún producto especial supere una determinada cantidad.

Este tema pasará a ser discutido desde enero, cuando Brasil ya ostente la presidencia pro témpore del bloque que pasará a manos de Paraguay por seis meses. Lo que consiguieron en realidad los funcionarios de la Cancillería argentina, manejados por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía, es que Brasil aceptara negociar este capítulo, pero no ahora.

Con esta promesa brasileña, Néstor Kirchner confirmaría en las próximas horas su participación en la cumbre, presencia que estaba en dudas hasta ayer ante la falta de datos sobre la marcha en las negociaciones con el gobierno brasileño de Luiz Inácio Lula da Silva.

Las últimas negociaciones entre los dos mayores socios del Mercosur, que completan Paraguay y Uruguay, fracasaron, pero se acordó dejar los conflictos comerciales entre paréntesis durante los próximos treinta días, y retomar las discusiones en Asunción antes de febrero.

• Relanzamiento

Mientras tanto, en las próximas horas se terminarán de cerrar otros acuerdos que se firmarán en la cumbre de Ouro Preto y que les permitirán a los presidentes decir nuevamente que el Mercosur tendrá un «relanzamiento».

Entre los puntos que se cerrarían en las próximas horas, durante las negociaciones que funcionarios de los dos países mantendrán entre hoy y el miércoles en la ciudad de Belo Horizonte, serán la firma de un acuerdo de comercio entre el Mercosur y la India, y la definición de la base institucional que tendrá el proyecto del Parlamento del bloque.

Este Poder Legislativo multinacional, que para muchos se trata de un nuevo proyecto burocrático sin mayor utilidad, debería comenzar a trabajar en diciembre de 2006, con la base de fondos que deberían aportar los cuatro socios del bloque (el mayor aporte lo haría Brasil).

Dejá tu comentario

Te puede interesar