28 de agosto 2007 - 00:00

La crisis afectó menos a los países emergentes

William Rhodes
William Rhodes
«Hasta el momento, las grandes pérdidas han ocurrido en las economías maduras y no en las que se encuentran en vías de desarrollo.» Así lo sostiene el último informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que agrupa a distintas entidades financieras internacionales, entre ellas el Citigroup, de la mano de William Rhodes.

El documento agrega que las economías emergentes resistieron bien las turbulencias del último mes. Resalta que los bancos en estos países no han anunciado grandes pérdidas debido a que sus activos no estarían invertidos en el mercado de riesgo hipotecario norteamericano.

Por su parte, Charles Dallara, director gerente del IIF, sostuvo que «cada vez es más evidente que los mercados emergentes hacen frente a esta prueba desde una posición mucho más sólida que en previas crisis (globales)».

«Las cifras cuentan la historia», destacó el ejecutivo, quien mencionó que hace diez años, en 1997, durante la última gran crisis financiera internacional, Brasil tenía más de u$s 30.000 millones de déficit frente a los alrededor de u$s 11.000 millones de superávit en la actualidad del gobierno de Lula da Silva.

A continuación, los principales puntos del informe del IIF:

  • A juzgar por la rápida acción de los funcionarios del G-7 (Grupo de los Siete) para establecer un frente sobre los problemas provenientes del mercado hipotecario, no creemos que el crecimiento global se dirija a una fase de debilidad.

  • A largo plazo, existe una posibilidad de que las perspectivas de crecimiento en las economías emergentes se reduzcan y todavía no se sabe si los inversores de los países en desarrollo sufrieron grandes pérdidas producto de los problemas en el mercado hipotecario de riesgo de EE.UU.

  • Brasil, México, Turquía y otros países emergentes son menos vulnerables a la volatilidad externa y tienen más resistencia que hace diez años para lidiar con crisis de confianza en los mercados.

  • Existe preocupación por el crecimiento de la economía global. El consumo norteamericano parece estar desacelerándose luego de haber resistido relativamente bien la primera fase de la caída hipotecaria. Habrá que ver la evolución en los precios de los commodities como indicador de si el crecimiento global se está volviendo menos favorable para las economías emergentes.

  • Muchas monedas emergentes se han revaluado en los últimos semestres debido a los importantes flujos atraídos por las altas tasas de interés locales. Ahora existen signos de que esta situación se está revirtiendo, lo cual será una prueba importante para ver la flexibilidad y madurez de los mercados emergentes.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar