La megadevaluación monopolizó los debates en el Council de las Américas

Economía

Los principales líderes políticos y empresarios se reunieron en el Hotel Alvear, donde una nueva edición del Council de las Américas tuvo lugar desde temprano para analizar la actualidad económica del país y del mundo. Sin embargo, y como se preveía, el tema principal en los pasillos del lujoso hotel fue el dólar, luego de la megadevaluación que disparó la divisa a pesar (o probablemente como resultado de) el mensaje del presidente Mauricio Macri para intentar llevar calma a los mercados.

El jet set del empresariado local ya se amontonaba en el salón de la planta baja y la palabra dólar se escuchaba en cada esquina, pero cuando abrieron los mercados, la pregunta más repetida pasó a ser indudablemente el precio de la divisa, que escalaba minuto a minuto a un ritmo vertiginoso superando la barrera de los $40.

En tanto, por el Gobierno el término más utilizado fue "tormenta". A esta metáfora climática apeló el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, al inaugurar el cónclave. El político fue uno de los primeros en hablar, y se retiró antes de conocerse el valor de la moneda estadounidense no sin antes ratificar que el país "no está en una crisis".

El resto de los discursos de apertura, a cargo de la titular del Council of the Americas Susan Segal, y el presidente de la Cámara Argentina de la Comercio y Servicios (CAC) Jorge Di Fiori, coincidieron en ratificar el rumbo de la economía, al tiempo que mencionaron la necesidad de políticas a largo plazo.

Ante los cientos de empresarios que esperaban sus palabras, Peña garantizó que "no hay previsto un cambio de Gabinete". "Estamos confiados de que saldremos fortalecidos", agregó el jefe de Gabinete al sostener que el Gobierno "no está ante un fracaso económico". "Seguramente hemos cometido errores, lo que no quita que tengamos que corregir nuestros desequilibrios", dijo.

Y analizó: "Nunca entendimos que lo que pasó en la década pasada fue el causal de nuestros males, sino la expresión grotesca de síntomas que arrastramos durante años. Interpretamos el cambio como un cambio de raíz, de verdad, profundo. No porque creamos que somos unos iluminados que creemos que vamos a cambiar la argentina, sino porque los argentinos nos piden que no haya más parches".

Peña puntualizó sobre las "tormentas" externas como principal causa de la crisis. En ese sentido, mencionó la situación en Brasil, en Turquía, la sequía, las tensiones comerciales entre EEUU y China, y la suba del precio del petróleo.

Asimismo, el jefe de Gabinete se refirió al acuerdo con el FMI, que tal como anunció el presidente Macri está en renegociación, y dijo que "no viene a resolver nuestros problemas ni a traer otros, viene a apoyar el proceso de transformación".

"Sobre las dudas de nuestro plan financiero, se tomó una decisión y se está trabajando en la instrumentación, para reducir el riesgo financiero", insistió. Al tiempo que reiteró que hay que abandonar "los atajos mágicos para resolver problemas estructurales".

Por su parte, Di Fiori dijo que la gestión de Macri hizo reformas estructurales que "seguramente el año que viene van a mostrar sus efectos en la economía", pero mientras tanto se está atravesando una tormenta perfecta.

Además, celebró que la Argentina haya dejado atrás "un pasado autoritario y populista" y llamó a "reconstruir los principios éticos, porque eso permitirá reconquistar la calidad institucional".

En tanto, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Gustavo Weiss, aseguró sobre el dólar "que el ajuste fiscal está consensuado con el fondo, el fondo aporta lo necesario para que el presupuesto cierre. Este es un problema del mercado cambiario y financiero".

"Está garantizado el futuro de la construcción con este escenario: No, Con esta situación estamos realmente complicados, con estas fluctuaciones del mercado cambiario y aumento de la tasa de interés creo que no solo el sector de la construcción está complicado, la actividad económica está complicada, creo que hay que calmar urgente el mercado", agregó Weiss, en diálogo con ámbito.com.

Uno de los empresarios que habló públicamente de la suba del dólar fue el presidente de FIAT, Cristiano Ratazzi, y dijo que prefiere que la cotización "la determine el mercado". Asimismo, minimizó el impacto del alza en los precios al considerar que "no hay razón para que todo se traslade" aunque admitió que "algo irá".

Impulsado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), en asociación con la Americas Society/Council of the Americas, el foro reúne año tras año a los miembros del Gabinete, gobernadores, y empresarios nacionales e internacionales, y si bien hay un programa oficial, como se sabe, el pulso de la coyuntura actual se mide en los pasillos del Alvear. En esta edición hubo cerca de 800 asistentes, que se congregaron desde temprano pagando hasta u$s 170 dólares la acreditación.

Por el Gobierno participaron además el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez; el Ministro de Modernización, Andrés Ibarra; Dante Sica, Ministro de Producción; Javier Iguacel, Ministro de Energía; y Rogelio Frigerio, Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Por parte de los gobernadores, se hicieron presentes dos figuras fuertes de cara a las elecciones de 2019: Juan Manuel Urtubey por Salta y Alfredo Cornejo por Mendoza. Hace una semana, ambos se reunieron en Mendoza y coincidieron en la necesidad de "colaborar" para que "la gente tenga resultados".

Participaron también como disertantes Raúl Padilla; Presidente de América del Sur y Sugar & Bioenergy, Bunge Limited; Gustavo Rincón, Vicepresidente Mercosur de Kellogg Company; Carlos Zarlenga, Presidente de General Motors Mercosur; Patricia Menéndez-Cambo, Vicepresidenta de Greenberg Traurig, LLP; y Julia Pomares, Directora Ejecutiva de CIPECC.

Dejá tu comentario