"La reactivación económica está confirmada y se acelera"

Economía

La reactivación económica mundial no solo está "confirmada" sino que además se "acelera", indicó el lunes el portavoz del grupo de los principales bancos centrales, Jean-Claude Trichet.

"Un cierto número de observaciones, en particular en los países emergentes, demuestran que las estadísticas son mejores de lo previsto", subrayó Trichet durante una conferencia de prensa en Basilea en la sede del Banco de Pagos Internacionales.

Sin embargo, y a pesar de esas señales positivas de crecimiento, Trichet advirtió que seguía siendo "prudente" en la cuanto a la evolución del crecimiento económico mundial.

Además, el funcionario confirmó que el Banco Central Europeo (BCE) ya comenzó a comprar deuda en los mercados financieros, como parte de un plan para estabilizar el euro tras la crisis griega.

Su anuncio se produjo 12 horas después de que los ministros de Finanzas de la eurozona acordaran con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un inédito paquete de rescate por 750.000 millones de euros (958.000 millones de dólares) para apoyar a los países con la moneda común.

Tras el anuncio del acuerdo durante la noche, el BCE adelantó en otro comunicado que haría "intervenciones en los mercados del área de deuda pública y privada del euro (...) para garantizar fondos y liquidez en aquellos segmentos del mercado que sean disfuncionales".

La medida representa un quiebre en la tradicional política del BCE de no comprar ese tipo de deuda. Sin embargo, Trichet dijo que podía "confirmar que comenzó esta mañana" el mecanismo.

El directivo también elogió el acuerdo de los ministros de la UE, que calificó como "absolutamente decisivo" y "extremadamente importante".

Los pasos dados por la UE y el BCE parecieron traer tranquilidad a los mercados. La cotización del euro volvió a subir y las bolsas europeas marcaron fuertes ganancias.

Al mismo tiempo, Trichet subrayó que la nueva política del BCE no va en detrimento de su objetivo de mantener la inflación bajo control, "un objetivo principal" al que el banco sigue "aferrado de forma inflexible".

Dejá tu comentario