''La suba del real no afectará el crecimiento económico de Brasil''

Economía

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, le restó importancia a la fuerte depreciación que sufrió el dólar con respecto al real y que ubicó ayer a la moneda estadounidense en su menor valor durante los últimos seis años.

«Brasil está hasta con una apreciación (del real) razonable frente a las condiciones actuales. Esto no está afectando el crecimiento económico ni perjudicando de forma profunda la industria», afirmó.

El dólar cerró ayer a 2,009 reales para la venta, su menor valor desde febrero de 2001. La moneda estadounidense acumula una depreciación de casi 6% en lo que va del año, en tanto que la devaluación fue de 8,56% en 2006 y de 5,84% en 2005.

Pese a las compras diarias de dólares en el mercado hechas por el Banco Central para impedir una mayor caída de la divisa y de algunas medidas ya anunciadas para reducir el ingresode dólares al país, los exportadores vienen presionando por una mayor intervención del gobierno, por considerar que son los más perjudicados por la depreciación de la moneda norteamericana.

Según Mantega, el debate sobre la apreciación del real frente al dólar no puede ser sobredimensionado debido a que no se está teniendo en cuenta que la moneda estadounidense está perdiendo valor no sólo frente a la brasileña, sino frente a todas las demás.

«Si comparamos el real con otras monedas diferentes al dólar su apreciación no ha sido tan elevada», afirmó.

El ministro dijo que, según una clasificación elaborada por el Ministerio de Hacienda, el real está en el décimo quinto lugar en la lista de las monedas que más se han apreciado en los últimos doce meses.

Además, aseguró que en tal lista aparecen por delante del real las monedas de Eslovaquia, Islandia, Hungría, Tailandia, Inglaterra, Polonia, Australia, República Checa, Colombia, India, Filipinas, Malasia, Singapur y Perú. La que le sigue al real en la misma lista es la moneda de China.

«Brasil no es el país que más está apreciando su moneda. Es un fenómeno internacional», aseguró ayer el ministro, en un pronunciamiento en Rio de Janeiro durante la actual edición del Foro Nacional, un tradicional seminario anual organizado por economistas.

«Hay mucho capital en el mundo y está buscando naciones sólidos que presenten un poco más de rentabilidad. Está dirigiéndose hacia varios países emergentes, no sólo hacia Brasil. A pesar de todo eso, estamos consiguiendo una cierta estabilidad de la moneda», dijo. También agregó que en la apreciación del real también ha contribuido el saldo comercial favorable de Brasil, una tasa de intereses por encima de la de otros países y la mejoría de sus fundamentos macroeconómicos.

«Evidentemente no podemos tomar el cambio de 2003 y 2004 (cuando el dólar llegó a ser vendido por más de 3,00 reales) como adecuado. Era el cambio de una economía débil, hoy es más fuerte», afirmó.

Dejá tu comentario