Medio ojo

Economía

Quizá por los buenos números que muestra la economía, Felisa Miceli estuvo muy locuaz ayer en la tradicional recepción a periodistas por el fin de año. Y derivó en afirmaciones como que "lo que está congelado son las ganancias de las empresas, no los precios". Todo lo contrario de lo que un ministro debería anhelar. Si las empresas ganan más, se recauda más y otras compañías se suman e invierten atraídas por las altas utilidades que existen en el país. Por lo dicho, demostró una visión sesgada, incapaz de entender las lógicas y necesidades de otros. Apuntó la ministra también a Uruguay al afirmar que "quiere que se lo eche del Mercosur, pero no lo vamos a hacer".

«Los precios no están congelados, sino la tasa de ganancia de las compañías. En la Argentina, las empresas tienen tasas de ganancias de entre 28% y 30%, tres veces más altas que las de los países europeos o del Hemisferio Norte», afirmó ayer Felisa Miceli. La ministra de Economía formuló estas declaraciones durante de un agasajo a periodistas con motivo de las fiestas de fin de año, en una reunión realizada en el Salón de Cuadros del Palaciode Hacienda. Brindó porque «2007 sea mejor que 2006, en el que nos ha ido muy bien» y estimó que la inflación de este año será de un dígito.

En cuanto a las relaciones dentro del Mercosur, Miceli dijo que Uruguay «quiere que lo echemos del bloque, pero no lo vamos a hacer», al criticar la posición que ese país esgrimió en la última reunión realizada la semana pasada en Brasil. Aclaró también que el Mercosur «no va a permitir» la libertad que pidió Uruguay para firmar acuerdos comerciales con países de fuera del bloque, lo que le abriría la posibilidad de un tratado de libre comercio con Estados Unidos. «No se sabe para dónde va a orientarse Uruguay y debe definir si el Mercosur le sirve o no lo sirve», señaló.

  • Puntos salientes

    Estas fueron las principales declaraciones de Felisa Miceli ayer:   

  • El crecimiento este año se ubicará cerca de 8,5%. Tendremos un arrastre de 3 puntos y medio, más un punto del campo, al que, a pesar de que se queja, le están aumentando mucho los precios internacionales.

  • El desempleo viene muy bien y también podría ser de un dígito, aunque hay que esperar las cifras del INDEC de febrero próximo.

  • La política de acuerdos de precios continuará en 2007, se va a salir gradualmente, con pautas razonables, de a poco y no para que todos aumenten al mismo tiempo. De hecho, este año ya estamos saliendo, como, por ejemplo, con los pollos, donde los precios se están deslizando lentamente. Todavía deben acomodarse los precios relativos de la economía.

  • En cuanto a la inflación de diciembre, las dos primeras semanas vienen muy bien en alimentos y bebidas y no impactan los precios de la indumentaria y de los colegios privados.

    No obstante, hay que medir en las dos últimas semanas el impacto de la canasta navideña y los aumentos por turismo.

  • Estoy conforme con la intervención en precios. Esta política de acuerdos ha sido muy suave y logró muy buenos resultados.

  • El gobierno está más preocupado en tener un crecimiento con inclusión social y no sólo menos inflación, más industrialización y buenos indicadores económicos. La inclusión social es lo único que hace sustentable la política económica, y esto ya está demostrado con los ejemplosde los países desarrollados que han sido exitosos.

  • Otra de las preocupaciones del gobierno es que sigan creciendo el salario real y el poder
    adquisitivo de los salarios, como, de hecho, mejoró este año entre 12% y 13%, tanto en el sector formal como en el informal.

  • El año próximo lo razonable sería que los salarios se ajusten por la inflación, más unos puntitos más, como ya ocurrió este año.

  • Uno de los mayores desafíos para el próximo año es aumentar la financiación para la inversión y el valor agregado de las exportaciones. Hay que mirar bien las cifras; la inversión está creciendo y es suficiente para la sustentabilidad del plan, pero siempre es bueno tener unos puntos más.

  • La coparticipación fiscal no es un tema a tratar en 2007.

  • El superávit fiscal estará este año entre 0,3% y 0,4%. El crecimiento promedio de más de 30% en la recaudación de impuestos desde agosto pasado también tendrá un fuerte impacto en las administraciones provinciales.

  • Son claras las diferencias entre algunos funcionarios uruguayos a la hora de definir el rol de ese país como miembro del Mercosur. No es lo mismo si uno habla con (Danilo) Astori o con (Reinaldo) Gargano. La mitad del gobierno uruguayo quiere un tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos y la opinión pública no está de acuerdo con esa posibilidad. Todo no se puede hacer, ni siquiera es cierto el argumento de que no reciben nada. Igualmente ya no le da el tiempo a Uruguay para firmar un TLC con Estados Unidos. Están vencidos los plazos.

  • Tampoco es cierto, como dijo el canciller Gargano, que Uruguay se enteró por los diarios del proyecto de utilizar las monedas locales para el comercio bilateral entre la Argentina y Brasil. De ese tema se habló en la última reunión de Córdoba y, además, es un proyecto que está escrito entre los del Consejo del Mercosur desde hace nueve años.
  • Dejá tu comentario