Metalúrgicas quieren exportar por unos u$s7.500 millones al año

Economía

Presentaron una propuesta al Ministerio de Desarrollo Productivo para establecer por ley el beneficio del Bono Fiscal para Bienes de Capital que desde 2001 se viene renovando por vía de decreto.

Los industriales metalúrgicos quieren volver a exportar por valor de u$s7.500 millones al año, una marcha histórica de hace una década, que se perdió como consecuencia de las recurrentes crisis económicas. Esa es la meta aspiracional que acordaron con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Entre las complicaciones, una de ellas es mejorar el denominado Régimen de Bono Fiscal para Bienes de Capital, un beneficio que tienen gran parte de las pymes del sector para poder competir con la poderosa industria paulista. El tema se abordó durante un encuentro que tuvieron los principales dirigentes de la Asociación de Industriales Metalúrgicas de la República Argentina (ADIMRA), encabezados por Orlando Castellani, y Kulfas. Fue el viernes a última hora. “Encontramos buena disposición de parte del ministro”, explicó Castellani a Ámbito.

Según relató el titular de ADIMRA, las industriales le pidieron al titular de la cartera productiva establecer por medio de una ley el régimen de bono fiscal para las firmas que producen bienes de capital. En la actualidad, el beneficio es de un 8,5% sobre la facturación, lejos del 14% del que gozaban cuando comenzó el régimen en 2001. Cuando se puso en marcha, se pensó en dar una compensación para que las empresas se pudieran adaptar para competir con la importación brasileña. Todos los años, desde ese momento, cada gobierno lo ha ido renovado por decreto por 12 meses, aunque se le fueron estableciendo algunos cambios. Durante la gestión de Mauricio Macri la idea era directamente darlo de baja, porque se consideraba que luego de 20 años de régimen las pymes del sector habían tenido tiempo suficiente para lograr competitividad, por lo que se entendía que el beneficio, que había nacido como transitorio, se había tornado permanente.

Ahora, desde ADIMRA se quiere ir en el sentido exactamente inverso. Le pidieron a Kulfas que se establezca el marco por una ley del Congreso, para que no se puedan cambiar los procedimientos y para que a su vez, se puedan simplificar respecto de los que están en vigencia.

“Nuestra idea es que se puede mejorar un poco el bono, por ejemplo, si se exporta más, o si se contrata más gente”, explicó Castellani. El industrial metalúrgico, que tiene una empresa dedicada a fabricar maquinaria agrícola, sostuvo que “también es necesario hacerlo un poco más sencillo, para que no haya demoras para el cobro”. Para poder acceder, las empresas tienen que estar anotadas en un registro y presentar las facturas por las ventas de maquinarias que hayan hecho durante el año. En la Secretaría de Industria, luego deben verificar que la documentación presentada coincide con los requerimientos de actividad promovida. Actualmente, el régimen obliga a las empresas a incorporar tecnología. Castellani señaló que “toda esa tarea de control demora, y por eso le pedimos a Kulfas que se simplifique para que se pueda hacer más rápido”. Cuando las empresas acceden al bono, lo pueden usar para cancelar impuestos. Durante su vigencia el régimen resultó una importante muleta para atravesar diferentes coyunturas económicas.

Kulfas los invitó a sumarse en diferentes proyectos para el desarrollo de proveedores para la industria petrolera, tanto en convencional, como en el caso de Vaca Muerta.

“Tenemos una presencia más fuerte de lo nacional, de las autopartes nacionales en la maquinaria agrícola. También hay muy buenas expectativas respecto a los planes de inversión en petróleo y gas, en la cadena de valor y armar un programa específico para que las compras de YPF sean un factor de impulso para toda la cadena metalmecánica del país”, prometió el ministro. Según datos de ADIMRA, en abril, la actividad metalúrgica presentó un aumento del 51,8% en términos interanuales. El fuerte aumento se debió a la baja base de comparación dado que en abril del año pasado un universo de empresas metalúrgicas no estaban habilitadas a producir. Sin embargo, la actividad registró una caída de 4,4% si se compara con marzo de 2021.

Dejá tu comentario