Obediencia debida: el Senado aprobó ya cambios a las AFJP

Economía

El Senado sancionó ayer por unanimidad el proyecto de ley que reforma el sistema previsional para permitirla libre opción jubilatoria entre el sistema de capitalización (AFJP) y el de reparto, que podrá ejercerse cada cinco años. El oficialismo logró imprimirle a esa iniciativa un manto de aparente consenso gracias a la introducción de una cláusula de «intangibilidad» de los fondos, reclamada por el radicalismo, que en la práctica puede resultar inoperante.

Es que los nuevos fondos que ingresen a la ANSeS estarán regidos por la Ley 24.156, de Administración Financiera, norma sobre la cual Alberto Fernández puede ejercer sus superpoderes presupuestarios para reasignar las nuevas partidas. Se licua así la cláusula que el gobierno introdujo a pedido del bloque radical comandado por el mendocino Ernesto Sanz.

¿Cuál será la nueva caja de la ANSeS a la que tendría acceso el jefe de Gabinete para reasignar esos fondos y desviarlos del pago de jubilaciones? En primer lugar, los indecisos que se incorporen al sistema estatal representarán $ 900 millones adicionales por año, según estima el senador Ricardo Gómez Diez (Salta). Una cifra mínima si se la compara con los $ 6.000 millones que por única vez ingresarán a las arcas del organismo comandado por Sergio Massa a partir de los aportes de las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 55 años que tengan menos de $ 20.000 en sus cuentas de capitalización.

Gómez Diez denunció ayer en el recinto la nueva caja que estará a disposición de Fernández en este año electoral y que dejará sin efecto la intangibilidad de los fondos jubilatorios. Aunque destacó como positiva la posibilidad de ejercer la libre opción jubilatoria, el legislador salteño reclamó que también se garantice la movilidad de las jubilaciones en cumplimiento de la orden que la Corte Suprema de Justicia dirigió el año pasado al Congreso.

  • Intangibilidad

    Sin embargo, el senador radical Gerardo Morales desestimó esa posibilidad y aseguró que el artículo 37 de la Ley de Administración Financiera, donde se contemplan los superpoderes, no permitirá reasignar los recursos de la ANSeS.

    El artículo 15 del proyecto aprobado ayer en relación con la intangibilidad de los fondos establece: «A los efectos de su preservación y sustentabilidad futura, los recursos pertenecientes al sistema de seguridad social integrados por los activos financieros de la ANSeS serán invertidos conforme a los dispuesto en la Ley 24.156». El radicalismo intentó sin éxito que se agregara el siguiente párrafo: «excepto colocaciones en Letras del Tesoro, debiendo únicamente ser utilizados para efectuar pagos de beneficios del mismo sistema-». Es decir que las inversiones financieras sólo pudieran ser plazos fijos en el Banco Nación o Letras del Banco Central. «La solución de fondo es la autarquía de la ANSeS», se quejó Morales.

    La UCR pidió también que se garantice la movilidad de las jubilaciones para que el índice inflacionario no afecte negativamente los haberes de los jubilados. El debate se inició con el discurso del oficialista Jorge Capitanich, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, quien aseguró que la reforma del sistema previsional «maximiza el ejercicio de la libertad de elección y permite que los jubilados puedan estar mejor en un futuro».

    El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, siguió en el recinto el último tramo del debate. Tomada ingresó al Senado pasadas las 19, y lo primero que hizo fue presentarle sus reverencias a la primera dama, Cristina Fernández.

    La norma, que será debatida hoy en comisión en Diputados, fue respaldada por 58 votos a favor y ninguno en contra.
  • Dejá tu comentario