Para el FMI las estadísticas argentinas se desvían de los standards internacionales

Economía

La calidad de las estadísticas provistas por Argentina "se desvía de las practicas y normas standards internacionales", respondió Jennifer Beckman, vocera del Fondo Monetario Internacional en exclusiva a una pregunta de ámbito.com referida a cómo explicaba el organismo la diferencia existente entre la inflación oficial del INDEC -del orden del 10%- y la de los analistas privados que la estiman en un promedio del 25%.

La funcionaria evitó opinar sobre los datos que suministran los privados pero efectuó la salvedad que el FMI ha puesto en duda la información que brinda el Gobierno. Por esta razón, adelantó que "Hasta tanto no mejore la calidad de los datos, además de usar la información oficial, el personal del FMI utilizará medidas alternativas de inflación y de PIB a los fines de la supervisión", afirmó Beckman.

Previamente había recordado que el Fondo cambió de actitud ante este tema cuando a mediados de julio el Directorio examinó un trabajo sobre la calidad de los informes tanto del Índice de Precios (IPC) como del PIB de Argentina. Según relató la vocera, las autoridades (Argentinas) se "comprometieron a colaborar estrechamente con el personal de FMI para mejorar la presentación de los datos de IPC y PIB a los efectos de adecuarlos en función de las obligaciones establecidas en el Convenio Constitutivo del organismo". En este sentido, agrego que "desde entonces, las autoridades y el personal de Fondo ha continuado trabajando juntos para identificar medidas específicas para alcanzar este objetivo".

Cabe recordar que mientras estuvo al frente del FMI Dominique Strauss Kahn en su Panorama Económico Mundial (WEO) el organismo solía aclarar con una llamada que los datos de inflación y crecimiento de la economía argentina eran diferentes a lo estimado por consultoras privadas. Para subsanar este problema se acordó que el Fondo brindaría asesoramiento técnico a la Argentina para la elaboración de un Índice Nacional de Precios.

Sin embargo, la situación cambio cuando asume al frente del organismo Christine Lagarde. Luego de una conversación telefónica mantenida con la presidente Cristina de Kirchner, cuyo contenido nunca fue informado por las partes, a la semana siguiente el Directorio del FMI dio a conocer un comunicado donde recordó que es obligación de los países miembros a "reportar información correcta al Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Tras el análisis que efectuaron acerca del informe aportado por la gerencia del FMI sobre la calidad de la información oficial de Argentina sobre el Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA) y el Producto Bruto Interno (PBI) señalaron que (las autoridades argentinas) "estaban trabajando estrechamente con el personal técnico del FMI para mejorar la calidad de los datos reportados por Argentina sobre el IPC-GBA y el PBI". En ese comunicado se fijo un plazo de "180 días -es decir hasta principios de enero del 2012- para evaluar el progreso alcanzado y decidir sobre las medidas que sean necesarias en base a las recomendaciones del personal técnico del FMI".

El comunicado, curiosamente no hacia ninguna referencia a un nuevo Índice de Nacional de Precios y si se refería al IPC y al PBI.

Según comentan en Washington, Lagarde habría insistido en la necesidad de clarificar las sospechas acerca de los datos que suministra Argentina porque como señaló en la ultima Asamblea Anual "el FMI no esta dispuesto a comprometer la calidad de las estadísticas".

Mientras tanto, el Fondo ha decidido utilizar las estadísticas tanto privadas como provinciales para sus análisis y reportes, situación que no había hecho hasta el momento.

A priori daría la impresión que el Directorio del organismo habla de una cosa y el Gobierno de otra. Según el INDEC el Índice Nacional de Precios recién estará operativo en el 2013 pero según el comunicado del Directorio de mediados de julio, el FMI le otorgo 180 días a la Argentina para adecuar sus estadísticas. Salvo que a partir de diciembre cambie el enfoque y la dirección del INDEC; es de suponer que el FMI continuaría también utilizando las estadísticas privadas y provinciales.

Dejá tu comentario