Pérdidas aéreas por suba de naftas

Economía

Nueva York - Las aéreas estadounidenses American Airlines y Delta Air Lines informaron ayer pérdidas trimestrales, producto de los altos precios del combustible para aviones que han obligado a la industria a reducirse. Sin embargo, el panorama no es tan negro: si se excluyen ítems extraordinarios, la pérdida de American fue muy inferior y Delta habría tenido ganancia.

Además, ayer las acciones de todas las aerolíneas subieron fuertemente (algunas, como Continental, treparon hasta 38%) fruto de la fuerte caída de la cotización del crudo, que acumulaba u$s 10 en dos días. Las de American ganaron 21% y las de Delta, 23%. (Ver págs. 16 y 17.)

American comunicó al mercado un quebranto neto en el pasado trimestre de u$s 1.400 millones, contra una utilidad en el mismo período de 2007 de u$s 317 millones.La violenta reversión de los resultados fue atribuida por la aérea a que sus gastos de combustible crecieron 47,4% hasta llegar a los u$s 2.420 millones. Esto, obviamente, sobrecompensó el aumento en sus ingresos netos de 5,1%. Pero si se dejan de lado gastos extraordinarios, como un cargo contable de u$s 1.100 millones para amortizar el valor de algunos aviones, el déficit habría sido de «apenas» u$s 300 millones. Por su parte Delta, que acordó comprar Northwest Airlines, informó una pérdida neta trimestral de u$s 1.000 millones; excluyendo los gastos extraordinarios, habría arrojado una utilidad de u$s 137 millones en el período.

La explosiva suba en el precio del petróleo -que ayer pareció comenzar a atenuarse-obligó a las empresas aéreas a subir sus tarifas, eliminar rutas y reducir personal. De hecho, American admitió que reducirá su flota de cabotaje en 12% y recortará 8% de su personal. A su turno, Delta fijó en 13% en número de sus vuelos internos y eliminará 2.000 empleos. Se espera (según la IATA) que el sector arroje pérdidas de hasta u$s 10.000 millones durante este año.

Dejá tu comentario