Para ahorristas: qué opciones en pesos le ganan a la inflación

Economía

El menú de instrumentos en moneda local ofrece algunas herramientas, pero el miedo principal es el riesgo cambiario. Los Cedear, una alternativa para los inversores más avezados.

En los últimos meses el Gobierno se fijó una meta: desarrollar un mercado de ahorro e inversión en moneda local, de manera tal de frenar la huida al dólar, divisa a la cual se le han puesto distintos tipos de barreras. Sin embargo, son pocas las opciones que lucen atractivas: muchas de ellas son doblegadas ante el Índice de Precios al Consumidor y otras ante las expectativas de devaluación.

Dependiendo de la aversión al riesgo y la sofisticación de los ahorristas, los instrumentos accesibles en pesos más mencionados por las analistas consultados por Ámbito Financiero fueron: los plazos fijos ajustados por UVA + 1%, los bonos que indexan por CER y los Cedear. Estos últimos son papeles que permiten invertir en compañías extranjeras.

“Si bien la inflación de abril fue del 1,5%, se espera que la anual esté en torno del 50%, por lo cual los plazos fijos que pagan 26% de tasa están por debajo del aumento de precios. En general, los instrumentos de tasa nominal no le ganan a la inflación y menos aún a la depreciación del tipo de cambio”, sintetizó Rodrigo Terré, gerente de mercado de capitales de First Capital.

Por otra parte, el economista añadió: “Las opciones en pesos que lucen más atractivas en este contexto son las ajustables por inflación: los más conservadores pueden ir a un plazo fijo UVA +1%, aunque el problema es que son a 90 días de mínimo y hay que tener la esperanza de que el peso no vaya a seguir depreciándose”. Cabe señalar que los plazos fijo UVA a 90 días pueden ser precancelados a los 30, pero en ese caso otorgan una tasa equivalente al 70% de las Leliq.

Respecto de los inversores más tolerantes al riesgo, Terré destacó: “Están los Boncer 2021, 2022, 2023 y 2024, que además de ajustar por inflación están pagando tasas más interesantes, pero que son más arriesgados, porque ha habido reperfilamientos múltiples. De todas formas, estos bonos vienen pagando performing”.

Todo parece indicar que la apuesta del Gobierno es que los Boncer se consoliden en el mercado de capitales y sean una opción, en principio, para seducir a inversores institucionales. Muchos de ellos han canjeado Letes en dólares para pasar a estos bonos en pesos ajustados por CER. En tanto, el Ministerio de Economía ha tomado la decisión de no reperfilar deuda en moneda local para favorecer este tipo de títulos.

También existen otras opciones para los más sofisticados. “Dentro de los instrumentos operables en pesos destacamos los Cedear, que en realidad siguen de cerca el tipo de cambio Contado con Liquidación. Se trata de renta variable, es decir, representan acciones cotizantes en otros mercados, por ejemplo NYSE o Nasdaq. Dentro de ellas, dada la coyuntura actual, nos parecen interesantes los sectores de tecnología y comunicación, salud y alimentos”, señaló Flavia Matsuda, coordinadora de Research de InvertirOnline.

A la hora de mencionar ejemplos concretos de Cedear con atractivo, Matsuda respondió: “Microsoft, Amazon, Netflix, Gilead y Walmart. Por otro lado, un activo muy atractivo es el oro. Es posible invertir en el Cedear de Barrick Gold, aunque debe destacarse que implica un riesgo mayor que invertir directamente en el metal precioso, ya que se trata de una empresa”.

En línea con Flavia Matsuda, el senior sales trader de Balanz Capital, Paulino Seoane, sostuvo: “Recomendamos Cedear para salir un poco de riesgo argentino y además aprovechar algunos precios de la Bolsa americana que han caído esta semana resultando una inversión interesante”. No obstante, Seoane agregó: “Si el país no entra en default, las acciones argentinas que hoy en día están muy castigadas pueden tener un rally a la suba, ya que luego de la resolución del tratamiento de la deuda desaparecerán las tensiones del mercado, la compra de dólares se calmará e inclusive puede que haya un ingreso de divisas para aprovechar los precios baratos que hay acá”.

En cuanto al segmento renta fija, el especialista de Balanz recomendó: “Bonos ligados a la inflación y ON de empresas que puedan ingresar a través de la metodología dólar linked, donde el inversor invierte en pesos pero atados al tipo de cambio oficial, por lo cual si hay alguna devaluación prevista hacia adelante, ganaría toda esa devaluación, porque el rescate es en pesos pero durante el período del bono va ajustando por la cotización oficial”.

Se debe tener en cuenta que, para determinado tipo de inversores, la liquidez es uno de los factores fundamentales. De hecho, muchos de los que mantienen posiciones en pesos es para tener una disponibilidad inmediata. “Hay cauciones bursátiles, a 7 y 30 días, con tasas del 15%, pero tienen la posibilidad de hacer colocaciones más cortas, o fondos comunes de inversión money market con tasas del 17 o 18% en los que el inversor puede disponer de los fondos el día que los necesita”, indicó Matías Roig, director de Portafolio Personal Inversiones (PPI).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario