Rechazan empresarios monitoreo de control por precios y stocks

Economía

No descartan pedir la inconstitucionalidad del mecanismo dispuesto por Comercio. Aseguran que "avanza sobre el derecho de propiedad".

Los empresarios recibieron mal el nuevo Sistema de Información para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE) lanzado por la secretaría de Comercio, a cargo de Paula Español. Fue inesperado, porque apenas unas horas antes de que la funcionaria pusiera en marcha el nuevo régimen informativo, su jefe, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y su par de Industria Ariel Schale, se habían reunido con la “mesa chica” de la Unión Industrial Argentina (UIA) y no les habían dicho nada sobre el punto.

En la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) analizan cuestionar la nueva medida ante la Justicia por “inconstitucional”. Daniel Funes de Rioja, su presidente, sostuvo que la medida “avanza sobre el derecho de propiedad y la iniciativa privada”. Al respecto, el directivo consideró que la mayor parte de la elaboración de la nueva información “recae sobre las espaldas de las empresas” y dijo que “genera menos incentivos para la inversión”.

En principio, los industriales sostienen que la nueva medida no afectará solo a las grandes compañías dominantes de los mercados del consumo masivo. Los montos de facturación anual desde los cuales hay que cumplir el con régimen según indica la norma, son los que corresponden a las pequeñas y medianas empresas del tramo 2 de la Ley Pyme, es decir, $965.460.000 para la Construcción; $2.602.540.000 para el Comercio y $2.540.380.000 para la industria.

“Hay que ver si esto tiene sólo una finalidad estadística”, explicó Martín Cabrales a Ámbito. El empresario del sector de la alimentación señaló que ese tipo de información que se pide con el SIPRE “se la pasamos permanentemente a la Secretaría, sobre costos y precios”. “Me parecen que son más controles sobre controles y que no incentivan ni a la producción ni al consumo”, explicó el industrial, que también es directivo de la UIA. Además dijo que la medida “genera más burocracia en las empresas” y aseguró que “por los montos de facturación que figuran en la resolución va a afectar a muchas pymes”. “Dicen grandes empresas pero va a alcanzar a muchas pequeñas y medianas empresas”, señaló.

Empresarios consultados señalaron que la medida apuntaría a tratar de controlar algunos mercados en los cuales hay fuertes posiciones dominantes y pocos oferentes. Uno de ellos sería el del vidrio, dominado por la empresa Rigolleau. Gran parte de sus productos constituyen el packaging de otras industrias

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, rechazó la iniciativa. “Como cámara que tiene 100 años defendemos los principios de libertad económica, y defensa de la propiedad privada. Consecuentemente observamos con preocupación la nueva regulación”, señaló. Para el titular de la CAC, el SIPRE constituye “un monitoreo de la vida interna de las empresas” por parte del Estado. En ese sentido, Grinman cuestionó la idea de la aplicación de la Ley de Abastecimiento en el caso de que tengan que aplicar sanciones a los que no cumplan, y al igual que Cabrales, entiende que hay un incremento de las cargas burocráticas de las compañías que tienen que disponer recursos humanos para elaborar informes para diferentes oficinas públicas. No obstante, dijo que comparte los objetivos expuestos en la resolución que habla de “recuperación de la actividad económica e incremento del empleo”.

Por su lado, Walter Morales, asesor de empresas y director de la consultora WISE, sostuvo que “la cuestión a analizar no es el SIPRE en sí mismo sino las trabas que existen para la generación de negocios”. El consultor consideró que debido al contexto que hay en Argentina de suba de impuestos a las empresas la medida “podría repercutir en un desaliento de las inversiones”. “En un país como el nuestro, que no haya un flujo de inversiones interesante, no permitiría atacar el problema del desempleo y la pobreza”, advirtió.

Dejá tu comentario