Premio a bonistas más caro: u$s 450 millones

Economía

El mayor crecimiento de la economía impacta positivamente en los bonos emitidos tras la reestructuración.

Ocurre que éstos fueron emitidos con una unidad ligada al PBI, que paga si la evolución de la actividad supera el escenario base fijado.


Fue decisión de Roberto Lavagna este incentivo a bonistas, que poco efecto tuvo en la alta aceptación del canje y que ahora se debe pagar.

Para 2005, el primer año del cálculo, se había estipulado un crecimiento de 4,2%, que será ampliamente superado, ya que se espera un aumento de casi 9%. El costo para el gobierno de este pago adicional a los bonistas se estima en cerca de u$s 450 millones, suma que el Tesoro deberá afrontar el año próximo.

• Proyección

Como el crecimiento de este año se ubica muy por encima de lo previsto, también proyecta una evolución importante para 2006. La base para el próximo año se había estipulado en 3,6%, pero se estima que el PBI tendrá un aumento no inferior a 6%.

Esta indexación al PBI, que poseen todos los bonos posdefault, podrá negociarse de manera separada de los títulos a partir del 29 de noviembre, es decir, seis meses después del inicio de la cotización.
La valuación de esta «GDP Unit», como se la conoce entre los operadores, se ubica por encima de los u$s 6, lo cual representa una buena oportunidad para venderla a algunos inversores que buscan efectivo.

Esta situación también está favoreciendo la cotización de bonos como el Discount y el Par, tanto para el caso de los emitidos en pesos como en otras monedas (dólares, euros y yenes).

Dejá tu comentario