Señalan que la economía tocó fondo en abril, pero la recuperación será lenta

Economía

El economista Fausto Spotorno presentó el nuevo Índice de Expectativas Industriales (IEI) desarrollado por la UADE. Según los datos, en mayo comenzó una incipiente mejoría que se verá afectada por una presión muy fuerte sobre la inflación.

La actividad económica tocó fondo en abril y en mayo comenzó una incipiente recuperación que se da por la mera salida progresiva de la cuarentena, pero el rebote se verá afectado por las restricciones cambiarias y la alta emisión monetaria sin respaldo. Así lo indicó este lunes el economista Fausto Spotorno al presentar el nuevo Índice de Expectativas Industriales (IEI), desarrollado por el Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

"Todo indica que en abril se tocó fondo y en mayo comenzó el rebote. Esto es porque comenzaron a reabrir las fábricas que habían sido cerradas por la cuarentena obligatoria. Se ve más actividad, pero aún muy por debajo del registro del año pasado", dijo Spotorno ante la consulta de la agencia NA.

El nuevo indicador se construye sobre la base de una encuesta simple a, por ahora, 500 empresas con cuatro preguntas: qué espera para la producción, la dotación de personal, las horas extra y el uso de la capacidad instalada disponible.

De la encuesta de mayo se desprende que mejoraron las expectativas industriales en relación con el mes anterior, pero siguen en el área de contracción en la comparación contra un año atrás, cuando no había pandemia.

En un cuadro en el que 50 marca una línea que separa las expectativas de expansión y las de contracción, en abril se llegó a un registro de apenas 24,9 puntos (muy recesivo) y en mayo se subió a 32,4%, aún muy por debajo de los niveles históricos.

Este incremento se debe principalmente a la mejora en las expectativas de la producción industrial y de las horas trabajadas, dado que se venía de un piso de abril cuando la mayor parte de las fábricas estaban cerradas.

"Las expectativas sobre la evolución de la dotación de personal se mantienen relativamente estables y las perspectivas de la utilización de la capacidad instalada caen levemente", dice el informe.

Spotorno explicó que así como las empresas esperan reducir la dotación de personal pero no en la misma velocidad que la producción, el rebote que se observó en mayo tampoco fue acompañado por el mismo fenómeno en el empleo.

"Más del 77% de los empresarios consultados están esperando bajar o mantener la dotación de personal y solo el 23% prevé un incremento", dijo en una rueda de prensa virtual realizada en la mañana de este lunes.

Para el Spotorno, la economía ha iniciado una fase de recuperación dentro de los margenes de la pandemia que será más lenta de lo que podría ser debido al incremento en las restricciones cambiarias establecidas por el Gobierno con impacto sobre la importación de insumos y bienes de capital.

En paralelo, la alta emisión monetaria y el congelamiento de los servicios públicos, que en algún momento deberán actualizarse para evitar el desabastecimiento, generan enormes desafíos dado que esto generará una presión muy fuerte sobre la inflación en los próximos meses, concluyó el economista.

Dejá tu comentario