Repsol calificó a la expropiación de "ilícita" y anunció medidas legales

Economía

La petrolera española Repsol tildó este lunes de "ilícita y gravemente discriminatoria" la decisión de la presidente Cristina de Kirchner de enviar al Congreso un proyecto de ley para expropiar la compañía.

En una comunicación oficial a la Bolsa de Comercio de España y casi siete horas después del anuncio oficial, la petrolera española advirtió con iniciar "todas las medidas legales que procedan" para resguardar sus intereses y de sus accionistas.

"Repsol considera que la medida anunciada es manifiestamente ilícita y gravemente discriminatoria, que no se ha justificado de forma alguna la utilidad pública que se persigue con la misma y que supone un patente incumplimiento de las obligaciones asumidas por el Estado argentino en la privatización de YPF", advirtió el grupo español.

Asimismo, la empresa española, que logró un fuerte respaldo del Gobierno de su país, dijo que el proyecto oficial "viola los más fundamentales principios de seguridad jurídica y de confianza de la comunidad internacional".

"Repsol llevará a cabo todas las medidas legales que procedan para preservar el valor de todos sus activos y los intereses de todos sus accionistas", agrega el comunicado.

Por su parte, el Gobierno de España calificó de "arbitraria, hostil y discriminatoria" la iniciativa para expropiar las acciones de la firma Repsol en la petrolera YPF, y anunció que prepara una respuesta "clara y contundente" en represalia al anuncio de Cristina.

"Condenamos con absoluta energía la arbitraria decisión de la Argentina de expropiar las acciones. Esta medida arbitraria rompe el clima de cordialidad y amistad que históricamente han tenido las relaciones", señaló el canciller español García Margallo, en una conferencia de prensa en Madrid.

El ministro indicó incluso que el anuncio rompió un "acuerdo verbal" del pasado 28 de febrero, cuando las autoridades de la compañía se reunieron con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y remarcó que la medida no sólo afectará los intereses de sus empresarios sino que es "extraordinariamente lesiva para el pueblo argentino", ya que se rompe con "el clima de confianza" para las inversiones internacionales.

Por lo pronto, Margallo volvió a convocar para este martes al embajador argentino en España, Carlos Bettini, para abordar la decisión de Cristina Kirchner, anunciada en cadena nacional con fuertes acusaciones por la falta de inversiones.

Dejá tu comentario